Continuarán presos por el crimen del estudiante de medicina

Renzo Fernando Muñoz y Leonardo David Bustamante ya fueron condenados en primera instancia por el crimen de Alexis Cueva, ocurrido hace dos años en esta ciudad. 

El tribunal de revisión estuvo integrado por los jueces Mariano Nicosia y María Laura Martini; el Ministerio Público fiscal fue representado por Gabriela Gómez, funcionaria de fiscalía; por la defensa de Bustamante actuó María de los Ángeles Garro, defensora pública; en tanto que la de Muñoz fue ejercida por Guillermo Iglesias, abogado particular del mismo.

La funcionaria de fiscalía se refirió al control obligatorio, cada seis meses de la prisión preventiva, hasta tanto la sentencia quede firme, requiriendo el mantenimiento de la medida de coerción que pesa sobre los nombrados. Esto ya que persiste el peligro de fuga por las características graves del hecho y la pena que se espera como resultado del procedimiento.

Ambos imputados ya cuentan con el “doble conforme” porque tuvieron una sentencia condenatoria en primera instancia y luego la impugnación ordinaria ante la Cámara en lo Penal local. Bustamante y Muñoz fueron condenados a 14 años de prisión como coautores del delito de homicidio simple, en perjuicio de Alexis Cueva. Luego esta sentencia fue confirmada parcialmente por la Cámara en lo Penal al “no hacer lugar a la impugnación de la defensa de Bustamante y confirmarla en todos sus términos”; y asimismo, “hicieron lugar parcialmente a la impugnación de la defensa de Muñoz, condenándolo a la pena de 12 años de prisión, readecuando la calificación respecto a él en base al delito de homicidio simple en calidad de partícipe primario”. Asimismo la Cámara ha hecho lugar a la concesión de los recursos extraordinarios de las defensas y en igual sentido han elevado el legajo al Superior Tribunal de Justicia provincial en consulta por el monto de la pena, superior a 10 años de prisión. Por todo ello solicitó se mantenga la prisión preventiva sobre Bustamante y Muñoz por el plazo de seis meses, o hasta que la sentencia quede firme, lo que ocurra primero.

Este martes, el tribunal de revisión resolvió por unanimidad mantener la prisión preventiva que pesa sobre los imputados Bustamante y Muñoz por el término de seis meses o hasta que la sentencia quede firme.

NOCHE DE ALCOHOL Y MUERTE

“Nos mandamos una cagada, hicimos cagar a Cueva”. Con estas palabras, el ahora detenido Renzo Muñoz (25) le confesó por teléfono a Héctor Daniel Orquera la autoría del crimen de Alexis Cueva (23). Orquera era el dueño de la casa donde tanto Muñoz como Leonardo Bustamante (26), quien permaneció más de un mes prófugo, estuvieron el día que Cueva desapareció.

“Le pegamos una puñalada y lo tiramos por ahí”, continuó hablando en plural. Aunque en su declaración tomó distancia de la autoría del homicidio y culpó a Bustamante: “Habían estado discutiendo toda la noche”, dijo durante la audiencia de detención.

Cueva desapareció el sábado 23 de noviembre de 2019 y su cuerpo fue encontrado en un zanjón con cortes en el cuello y una bolsa de nailon en la cabeza el jueves siguiente. Lo habían degollado. Los últimos que lo vieron con vida fueron Muñoz (quien se entregó 10 días después del crimen) y Bustamante.

Cuando declararon, los investigadores encontraron contradicciones y por eso dispusieron sus detenciones. Pero ambos ya habían abandonado la ciudad. Muñoz viajó hacia Córdoba en avión y regresó por el mismo medio de transporte. Y por consejo de su abogada se entregó.

Durante su primera declaración, Muñoz tomó la palabra y brindó su versión de los hechos. Contó que tomaron bebidas alcohólicas juntos y que durante toda la noche Cueva y Bustamante se encontraban discutiendo.

En determinado momento de la noche ambos se retiraron a un baño y allí se produjo el crimen. Los tres trabajaban en la misma empresa y aún no se sabe los motivos de la discusión que provocó el brutal asesinato.

“Estaba Bustamante con los pantalones bajos, Alexis estaba arrodillado y Bustamante lo estaba apuñalando en el cuello, se lo llevó al auto y quiere que yo lo ayude a cargarlo y yo no lo quiero cargar por los nervios que tenía y me dice 'metete al auto y agachá la cabeza', apuntándome con el arma”, definió sintéticamente Muñoz.

En todo su relato, advirtió que actuó bajo amenaza y culpó del homicidio y su planificación a Bustamante.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico