Crean una vacuna para la prevención de las caries

Prevenir la aparición de caries dental mediante una vacuna podría llegar a convertirse en realidad, gracias a la creación de un prototipo probado en ratones que ha obtenido buenos resultados con pocos efectos secundarios.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) entre el 60 y el 90% de los niños en edad escolar tienen caries, y casi el 100% de los adultos padece este problema de salud bucodental. Sin embargo, esto podría cambiar gracias a unos investigadores del Instituto Wuhan de Virología (WIOV) de la Academia China de Ciencias, que desarrollaron una vacuna que parece proporcionar un elevado nivel de protección a los dientes frente a la aparición de caries.Las pruebas de esta sustancia inmunizadora, que fueron realizadas en ratones, evitaron el desarrollo de las caries en el 64% de los casos. La investigación, que fue publicada en la revista Nature, no es la primera que se centra en lograr este objetivo, sino que ya desde 1972 se realizaban experimentos para dar con una vacuna frente a la caries y encontrar una solución definitiva a este trastorno que puede provocar incluso la pérdida de la pieza dental.En investigaciones anteriores de esta vacuna se consiguió evitar las caries, pero una de las proteínas utilizadas en su elaboración, una variante de la flagelina, causaba efectos secundarios importantes en las personas en las que era administrada. Por ello, siguieron trabajando en una nueva fórmula con este mismo prótido que no tuviese consecuencias indeseadas, hasta que dieron con esta nueva vacuna, que tiene efectos mínimos en la salud de los pacientes.La composición de la vacuna anticaries consiste en una fusión concreta de la proteína PAc (rPAc) con proteínas de flagelina recombinante de la Escherichia coli (E. Coli). Ambas sustancias actúan protegiendo los dientes del Streptococcus mutans, una de las bacterias que están asociadas a la aparición de la placa bacteriana y, con ella, el posible desarrollo de caries.Yan Huimin, autor principal del estudio, explicó junto con sus compañeros que todavía faltan por realizar ensayos en seres humanos para comprobar si este fármaco protege de la misma manera a las personas, ya que, de ser así, podrían reducirse las cifras tan altas de caries entre la población –sobre todo la infantil–, que además denotan un abuso de los alimentos azucarados y una deficiente higiene bucal.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico