"¿Creen que los que están hablando como arrepentidos dicen la verdad?"
Cristina habló sobre el pedido de Bonadio en el marco de la causa de los cuadernos y alertó que se trata de "una estrategia regional" para "meter presos a candidatos presidenciales".

La senadora del Frente para la Victoria (FPV-PJ) Cristina Kirchner puso en duda este miércoles por la noche que los empresarios que se acogen al régimen del "arrepentido" estén diciendo la verdad y le apuntó al presidente Mauricio Macri.

"Estamos conviviendo a diario con titulares donde se nos dice que el fiscal (Carlos) Stornelli, el juez (Claudio) Bonadio amenazan con meter presos" a empresarios, sostuvo la expresidenta durante la sesión del Senado.

Y agregó: "¿Realmente creen que los que están hablando como arrepentidos están diciendo la verdad? ¿Qué la patria contratista y la cartelización de la obra pública empezó el 25 de mayo de 2003?".

"Gobierna Mauricio Macri, el hijo de Franco, el primo hermano de Ángelo Calcaterra, el hermano del alma de Nicky Caputo", señaló la exmandataria para relacionar al Presidente con contratistas de la obra pública.

E hizo alusión a los aportantes truchos de Cambiemos: "acá ahora parece que hay empresarios que aportaron a un gobierno populista y los que cobran la AUH les aportan a ustedes, ¡qué bárbaro!, pero bueno, es claro por lo menos que lo de la AUH era mentira, hay 2 mil ciudadanos de carne y hueso, no fotocopias, que dicen que los aportes son mentira, ¿de dónde salieron los fondos de dos de los legisladores que están hoy sentados acá igual que yo?.

"Si algo faltaba para consagrar la persecución política y el uso del poder judicial como instrumento de persecución política era esta causa" siguió e insistió en un pedido que ya había realizado: que se haga una auditoría global de toda la obra pública.

Cristina insistió en que hay una clara utilización del poder judicial como instrumento de persecución política y proscripción de dirigentes populares y acusó a Bonadio de ser "un títere" porque este es un modelo regional que se va claramente en Brasil y Ecuador.

"Estas cosas no les pasa a cualquiera, no les pasa a los que votan lo que quiere el poder, a los que levantan la manito para la reforma previsional, para el pacto fiscal, para lo que necesite el poder de turno, no le pasa a cualquiera, estas persecuciones les pasa a los que con errores y aciertos defienden algo" siguió y disparó: "creo en la redistribución del ingreso, en el empoderamiento de los derechos, en las universidades públicas, en la investigación y en la ciencia, en el desendeudamiento como instrumento de autonomía de la toma de decisiones. De ese país no me van a hacer arrepentir, si creen que con los Bonadios, los desafueros, me voy a arrepentir, no, no me voy a arrepentir de nada de los que hice. De lo único que me arrepiento es de no haber sido los suficientemente inteligente para convencer a muchos de que lo que estábamos haciendo, incluso con errores y aciertos, era mejorar las vidas de los argentinos".

La expresidenta cargó también contra el gobierno de Macri por el feroz endeudamiento del país: "¿Dónde están los 100 mil millones de dólares de deuda que tomó este gobierno? porque no están en los colegios, en los hospitales ¿dónde están?. El principal problema de este gobierno no soy yo, son ustedes mismos y sus políticas espantosas".

Y hasta comparó a Macri con el expresidente Carlos Menem: "fui muy opositora al menemismo, incluso fui expulsada del bloque, pero la verdad que al lado de lo que se está viviendo ahora en la Argentina... ¡Por Dios! Llamen a ese estadista otra vez".

Cristina inquirió además directamente a la vicepresidenta de la Nación Gabriela Michetti: "a usted señora presidenta le fueron encontrado bolsos con dinero en su casa. Incluso su empleada declaró que llegaban siempre esos bolsos. ¿Le allanaron la casa a usted señora presidenta? No le allanaron su casa".