Cristina dijo estar convencida de que la muerte de Nisman “no fue suicidio”

Aseguró que al informe le “plantaron” información falsa para montar una operación contra el Gobierno. “Al fiscal Nisman no lo hacen volver (de sus vacaciones en Europa) sólo para denunciar algo que sabían no tenía sustento y que no podía perdurar. Lo usaron vivo y después lo necesitaban muerto. Así de triste y terrible”, manifestó.

 La presidente Cristina Fernández de Kirchner dijo ayer estar “convencida” de que la muerte de Alberto Nisman “no fue suicidio”, al plantear una serie de interrogantes sobre su deceso, y afirmó que la denuncia que presentó contra su persona el fallecido fiscal especial de la causa AMIA “se derrumba y constituye un verdadero escándalo político y jurídico”.

En una carta que lleva el título “Amia y la denuncia del fiscal Nisman”, y con la bajada: “Los espías que no eran espías. Los interrogantes que se convierten en certeza. El suicidio (que estoy convencida) no fue suicidio”, Cristina hizo pública ayer a la mañana en las redes sociales su postura sobre la muerte del fiscal y la denuncia en la que imputaba junto al canciller Héctor Timerman y a dirigentes sociales y políticos por el Memorándum de Entendimiento con Irán.

“La denuncia del fiscal Nisman nunca fue en sí misma la verdadera operación contra el Gobierno. Se derrumbaba a poco de andar. Nisman no lo sabía y probablemente no lo supo nunca. La verdadera operación contra el Gobierno era la muerte del fiscal después de acusar a la Presidenta, a su canciller y al secretario general de La Cámpora de ser encubridores de los iraníes acusados por el atentado terrorista de la AMIA”, afirmó la mandataria al analizar tramos de la denuncia que anteayer hizo pública la Corte Suprema de Justicia en su página web.

En esa línea, Cristina planteó “nuevos interrogantes” sobre la muerte de Nisman y aludió a su carta abierta del 19 de enero -aún sin conocerse el texto completo de la denuncia- donde había escrito: “¿Suicidio?”.

“¿Por qué se iba a suicidar alguien que en su chat explica que la tenía pensada (presentar la denuncia) hace tiempo pero que la había tenido que adelantar? ¿Tal vez lo hicieron venir por lo ocurrido en Francia? ¿O estaba pensada para la campaña presidencial? ¿O tal vez se adelantó por los cambios efectuados en la Secretaría de Inteligencia?”, interroga en la extensa carta de ayer.

“¿Por qué se iba a suicidar alguien que el sábado a las 18.27 le envió una foto a un Wolff, miembro de la DAIA, de una imagen de su escritorio donde se ven papeles y resaltadores y le aseguraba que se estaba preparando para la reunión del lunes en Diputados?”, continúa la Presidente acompañando la fotografía tomada por Nisman.

También cuestionó que Nisman haya pedido un arma prestada a su colaborador Daniel Lagomarsino cuando “tiene registradas dos armas a su nombre en el RENAR”, y sugirió que se le otorgue “mucha protección” al asesor informático, a la vez que criticó “el ingreso al lugar donde estaba el cuerpo de Nisman a un médico privado de una obra social antes de dar cuenta al juez”.

En otro párrafo se refirió a la jueza interviniente, Fabiana Emma Palmaghini, cuyas publicaciones en las redes sociales -dijo- “son de neto corte opositor hacia el Gobierno y hasta ofensivas hacia la figura presidencial” y subrayó que “lo que más me inquieta es que es la misma jueza que trató la causa del ‘suicidio’ de Lourdes Di Natale, ex secretaria de Emir Yoma, quien lo denunció por pago de coimas y fue una figura clave en la venta ilegal de armas. La causa se cerró y Lourdes sigue ‘suicidada’“, recordó.

“Hoy no tengo pruebas pero tampoco tengo dudas. Había que traer(lo) urgente al país para aprovechar el estrépito internacional provocado por los actos terroristas ocurridos en Francia. Nisman mismo lo expresa en su chat cuando dice que no lo imaginaba tan pronto, refiriéndose a lo que venía a hacer en su retorno imprevisto”, aseguró Cristina.

Y agregó: “El estrépito de la denuncia, sumado al marco internacional por lo sucedido en Francia, que aún sin pruebas ni sustento, plagada de información ‘plantada’ quedaba sepultada por la muerte del fiscal. Eso sí, bajo la forma de aparente suicidio”.

“LO USARON”

En la carta, Cristina reiteró su postura al señalar que “al fiscal Nisman no lo hacen volver sólo para denunciar algo que sabían no tenía sustento y que no podía perdurar.....Lo usaron vivo y después lo necesitaban muerto. Así de triste y terrible”, dijo al referirse a un título de una columna periodística que consignaba: “Quisieron usar vivo a Nisman y ahora lo usarán muerto”.

En cuanto a la denuncia que el miércoles de la semana pasada presentó el fiscal fallecido ante el juzgado de María Servini de Cubría, y que se conoció en forma completa el último martes, la jefa de Estado dijo que “no hizo más que confirmar mis peores sospechas”.

Asimismo, se hizo eco del titular del diario Buenos Aires Herald cuyo título fue “Nada nuevo” y aseguró que al fiscal “’le plantaron’ información falsa” y recordó que “los presuntos agentes de inteligencia que Nisman identificaba como miembros de una ‘SIDE paralela” en conexión ‘directa’ con la Presidenta, Ramón Bogado y Héctor Yrimia, nunca habían pertenecido a la Secretaría de Inteligencia”.

Cristina también se refirió al ex director General de Operaciones Antonio Stiusso, separado en diciembre por el nuevo director de la Secretaría de Inteligencia, Oscar Parrilli, de quien Nisman dijo en un reportaje en TN que “hacía todo lo que yo le pedía” y le suministraba información para la causa del atentado a la AMIA.

“Si Stiusso era el que le daba toda la información que Nisman pedía y tenía, es más que evidente que fue el propio Stiusso el que le dijo (¿o le escribió?) que Bogado e Yrimia eran agentes de inteligencia. ¿Es posible que se haya olvidado que él mismo lo había denunciado en noviembre del año pasado y se había iniciado causa judicial?”, interrogó la Presidente.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico