Cristina Kirchner recibió a Moyano aunque no hablaron de montos

La presidente Cristina Kirchner y el líder de la CGT, Hugo Moyano, se reunieron en Casa Rosada, donde analizaron las inminentes negociaciones salariales, en la primera reunión oficial del gobierno nacional con la central obrera.

Buenos Aires (Télam)
Si bien las expectativas estaban centradas en saber si la Presidente y los sindicalistas habían acordado un piso salarial o bien un monto porcentual del incremento a percibir, se anunció tras la reunión que no se habló de números y que cada gremio deberá negociar por separado.
El secretario adjunto de la central obrera, José Luis Lingeri, destacó que el encuentro fue “altamente positivo”, explicó que “no se habló de ningún monto de piso ni techo” de aumento salarial y aclaró que la discusión por los incrementos se dará en el marco de las paritarias en cada sector de actividad. Fue la primera reunión que mantuvieron con la jefa de Estado desde que asumió el pasado 10 diciembre. 
El secretario adjunto de la CGT, José Luis Lingeri sostuvo ayer que en el encuentro que mantuvo esa central sindical con la presidente Cristina Fernández de Kirchner fue “altamente positiva” y hubo “predisposición de las partes al diálogo y a la construcción de fomentar” políticas para el bien común.
Lingeri ofició de vocero de la CGT, en una conferencia de prensa que ofrece en la Casa de Gobierno, tras la reunión que mantuvo la central sindical con la presidente Fernández de Kirchner.
En tanto, Julio Piumato; de SMATA, enfatizó que en la reunión en el salón Situaciones, se acordó con Cristina Fernández plantear las negociaciones “con mesura y cordura”.
En el encuentro, que duró poco más de una hora Moyano estuvo acompañado por los titulares de la UOCRA, Gerardo Martínez; de UATRE, Gerónimo Venegas; de Obras Sanitarias, José Luis Lingieri; de los taxistas, Omar Viviani; de Judiciales, Julio Piumato; de SMATA, José Rodríguez; de Panaderos, Abel Frutos; y de los municipales porteños, Amadeo Genta.

ENCUENTRO
La jefa de Estado permaneció toda la mañana en la residencia de Olivos abocada a la preparación del encuentro con Moyano, lo que constituye su primer actividad oficial tras haber regresado por la tarde de El Calafate donde pasó el fin de semana junto a su familia. Antes de la llegada, la CGT aprovechó las horas previas a su llegada a la Casa Rosada para marcar la cancha, al menos en el terreno mediático. El encargado de hacerlo fue Omar Viviani, secretario general del gremio de taxistas y uno de los hombres del círculo cercano al jefe de la central obrera, Hugo Moyano.
Consultado sobre el espacio que la discusión salarial ocupará dentro de la audiencia con la presidente Cristina Kirchner, el dirigente negó que el Gobierno esté en condiciones de poner “techo” al porcentaje de los aumentos que comenzarán a discutirse en marzo.
Lo hizo con sutileza, aunque el mensaje quedó claro. “Muchas veces algunos creen que, desde el Gobierno, se puede poner un techo (…). En los cuatro años de gobierno de Néstor Kirchner jamás nos dijeron: ‘Bueno, muchachos, este es el techo´. Cada actividad sabe lo que puede reclamar en su sector empresario”, señaló Viviani en declaraciones a radio 10.
Más directamente, el propio Moyano había admitido la semana pasada delante de un micrófono que el parámetro que regirá las demandas salariales no será los del cuestionado índice de inflación del Indec, sino el de “la inflación en los supermercados”.
De modo más genérico, Viviani afirmó antes de la reunión: “Queremos definir una agenda de trabajo para los cuatro años que tenemos por delante con la doctora Cristina Fernández de Kirchner”.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico