Cristina Kirchner recorrió obras de las represas sobre el río Santa Cruz

La vicepresidenta Cristina Fernández acusó ayer al gobierno de Mauricio Macri de haber "paralizado" las obras del complejo hidroeléctrico de Santa Cruz, considerando que esa etapa se caracterizó por el "abandono y la desidia" y advirtió que, a raíz de esa situación, el Estado "reconoció y pagó gastos improductivos por 130 millones de dólares".

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner recorrió este martes las obras de construcción de las represas que conforman el complejo hidroeléctrico en Santa Cruz, ubicado a unos 130 kilómetros de El Calafate, acompañada por la gobernadora Alicia Kirchner y otros funcionarios.

La titular del Senado se interiorizó sobre el avance de los trabajos en las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, considerada la obra de infraestructura de la actualidad más importante del país.

Fuentes oficiales declararon que se presume que la puesta en marcha del complejo significará un aumento de “15 por ciento en la generación de energía hidroeléctrica del país” (energía renovable no contaminante) y eso “permitirá abastecer a más de 600 mil hogares argentinos”.

Además de Alicia Kirchner, acompañaron a Cristina el vicepresidente de Electro-Ingeniería, Gerardo Ferreyra, y Yuan Zhixiong, miembro del comité ejecutivo de la UTE “Represas Patagonia”, por la empresa Gezhouba Group Corporation.

También participaron los senadores nacionales Oscar Parrilli y Carlos Caserio y el diputado nacional Eduardo Valdés; el intendente de El Calafate, Javier Belloni, y sus pares de Puerto Santa Cruz, Néstor González y de Piedra Buena, Federico Bodlovic.

La materialización de este proyecto permitirá la “sustitución de un porcentaje de las importaciones de combustibles derivados del petróleo, actualmente utilizados para la generación de energía” y el consecuente “ahorro de divisas y reducción de la emisión de gases de efecto invernadero”, detalló un comunicado.

Cristina llegó al lugar en un viaje por tierra, que la llevó a recorrer 150 kilómetros de ripio desde El Calafate. La vicepresidenta había llegado el lunes a esa villa turística por vía aérea, en vuelo regular de línea.

Las represas, “además de fortalecer el trabajo conjunto y la asociación estratégica integral con la República China, permite la generación de trabajo argentino”, dijeron los voceros.

Apuntaron que en la actualidad el proyecto “brinda empleo directo a 2.205 personas -167 trabajadores de nacionalidad china y 2.038 de nacionalidad argentina-”, pero una vez que llegue a su capacidad máxima de trabajo dará empleo a “aproximadamente 6 mil personas en forma directa y 10 mil en forma indirecta”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico