Cristina: “ni los jueces, ni los abogados tienen coronita”

La presidente Cristina Fernández de Kirchner afirmó ayer que “quiero una justicia democrática, no corporativa, no dependiente de los factores económicos”, al anunciar el envío al Parlamento de una serie de leyes para democratizar el Poder Judicial.

En el marco de la inauguración del 131 período de sesiones ordinarias,  la Presidente señaló que una de esas leyes contempla la elección de los integrantes del Consejo de la Magistratura mediante el voto popular.
En un discurso que tuvo casi cuatro horas de duración, la Presidente también se refirió al litigio con los fondos buitre y destacó el memorándum acordado entre Argentina e Irán en torno a la investigación de la causa AMIA, aprobado por el Congreso esta semana.
Al referirse a la democratización de la justicia, la Presidente sostuvo que “acá se han echado a gobernadores, encarcelado a presidentes, pero el Poder Judicial nunca fue tocado”.
“Néstor (Kirchner) hizo una revolución en el Poder Ejecutivo, el presidente es el presidente. Hemos avanzado a través de las PASO y el manejo equitativo y gratuito de la publicidad para los partidos, haciendo que las internas sean vinculantes para que la ciudadanía se involucre”, y agregó: “Lo cierto es que esto no ha sucedido en el Poder Judicial por múltiples razones”.
En esa línea, indicó que “el Consejo puede estar integrado por más gente del ámbito académico y por eso la propuesta de ley va a ser que la totalidad de los miembros del Consejo sean elegidos por el pueblo. Ni los jueces, ni los abogados tienen coronita para elegirse entre ellos”.
Dentro de este ítem del discurso, adelantó que impulsará la creación de una nueva instancia superior en los fueros Civil y Comercial; Contencioso Administrativo, y Previsional, con sendas Cámaras de Casación, tal cual sucede en el fuero Penal.
El objeto de esta reforma es disminuir el número de causas que llegan a la Corte Suprema, un reclamo histórico realizado hasta por los propios integrantes del máximo tribunal.
“También queremos democratizar el acceso al sistema judicial, porque el Poder Judicial no puede ser un lugar donde se acceda a través de conocidos. Todo ciudadano que reúna los requisitos está en condiciones de ingresar a través de concurso público”, afirmó.
Añadió que “debe haber acceso a la información para que todo el mundo sepa cuáles son las causas que están en manos de los jueces”.
En cuanto al impuesto a las ganancias que deberían pagar los jueces, la Presidente informó que existe la ley 24.631 ya sancionada, y que fue anulada mediante una acordada de la Corte Suprema que presidía Julio Nazareno, que la propia Corte debería modificar.
Además, adelantó que se remitirá al Parlamento una ley relacionada con las medidas cautelares que “se han transformado en una verdadera distorsión del derecho”.
Cristina también anunció una ley de responsabilidad del  Estado porque “las relaciones que rigen el Código Civil y Comercial  son entre privados. El Estado no puede ser tratado igual que una  empresa particular, necesita otro tratamiento, no privilegiado,  pero tampoco para castigarlo”.
Por último, se refirió a una ley de transparencia del poder público para que se tenga acceso a las declaraciones juradas de los que integran el poder público del Estado.     
En otros pasajes del discurso la mandataria habló sobre la relación diplomática con Gran Bretaña; también recordó que este año se cumplen 30 años de la recuperación de la democracia: “Treinta años en que los argentinos recuperamos el derecho a la vida, arrebatada por el terrorismo de Estado”, dijo.
Resaltó que el próximo 25 de Mayo “cumplimos diez años desde el momento en que un hombre sentado en este lugar, daba comienzo a un proyecto político abarcativo de toda la Nación”.
Cristina finalizó su discurso con palabras pronunciadas por el ex presidente Néstor Kirchner durante la Asamblea Legislativa de 2006: “Venimos del infierno por eso debemos actuar con memoria, repasar los hechos que nos marcan cuánto avanzamos. No queremos volver al pasado, queremos actuar con memoria, verdad y justicia”. “Esto lo dijo hace siete años. Hemos salido del infierno, en nombre de él, de los que no están, de los 40 millones, me voy a jugar la vida para no descender  en esa escalera al infierno. Por no volver nunca más a ese lugar  horrible del que él nos sacó”, concluyó la Presidente.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico