Cristina se fracturó un tobillo: en el hospital de Gallegos no tenían aparatología para asistirla

Los problemas que acusa el sistema de salud pública de Santa Cruz fueron sufridos por la Presidente de la Nación. El viernes se encontraba en su residencia de Río Gallegos y se torció el tobillo izquierdo. La llevaron al Hospital Regional donde le diagnosticaron “esguince” porque solo pudieron realizarle una placa de Rayos X ya que el tomógrafo y el resonador magnético no funcionaban. Fue derivada a Buenos Aires para ser asistida en un centro privado y allí se le constató “fractura”.

Caleta Olivia (agencia)

Cristina Fernández de Kirchner ingresó al nosocomio público alrededor de las 18:30 acompañada por su hijo Máximo, su médico personal de apellido Nervi y personal de custodia.

Lo hizo por una puerta lateral y ocasionales testigos dijeron que tenía colocada una férula inflable, dispositivo que se utiliza para inmovilizar un miembro afectado a fin de evitar lesiones adicionales.

El dolor se reflejaba en su rostro, pesar que lo cubría parciamente con anteojos negros y rápidamente la llevaron a la sala de Rayos X para tomarle una placa, pero tanto ella como su hijo, el médico personal y un coordinador de políticas sanitarias se encontraron con el Hospital Regional disponía de otra aparatología ya que tanto el tomógrafo computado como el resonador magnético no funcionaban desde hace varios meses.

Esto reflejaba una paradoja ya que ese hospital es de categoría 8, es decir de máxima complejidad y fue inaugurado en 1995 cuando Néstor Kirchner era gobernador, tratándose de una estructura edilicia de moderno diseño que llegó a eclipsar al sistema de salud privada.

Luego se fueron inaugurando otros nosocomios de menor dimensión pero de gran nivel en otras localidades de la provincia, siendo el de Caleta Olivia (Zonal) el segundo en jerarquía hasta el momento.

Sin embargo, en el curso de los últimos años el sistema de salud pública se fue deteriorando por falta de insumos, aparatología que no era reparada y éxodo de profesionales.

Por ello, en varias ocasiones -ya como Jefa de Estado-, Cristina Fernández- disparó fuertes críticas a la gestión provincial aunque nunca habría pensado que ella misma iba a padecer los problemas.

EN SILLA DE RUEDAS

La Presidente se retiró del nosocomio en sillas de ruedas con un diagnóstico de esguince menor en su tobillo izquierdo de acuerdo a la placa de Rayos X, pero debido a su investidura institucional, se resolvió trasladarla de inmediato a Buenos Aires para someterla a un examen clínico más preciso.

Los aprestos se hicieron de inmediato y el avión presidencial, el Tango 01 (Boing 757) que se hallaba en el aeropuerto internacional “Piloto Civil Norberto Fernández” fue alistado y la esperaba con los motores en marcha, despegando alrededor de las 19:45, para arribar al Aeroparque Metropolitano casi tres horas después.

Desde allí la llevaron con urgencia al sanatorio privado Otamendi ubicado en la calle Azcuénaga, de Recoleta, donde cerca de la medianoche la Unidad Médica Presidencial suministró el primer parte de prensa oficial: “la señora Presidente de la Nación sufrió una contusión del tobillo izquierdo, lo cual le produjo una fractura bimaleolar sin desplazamiento”.

Adicionalmente se informó que “requerirá inmovilización, tratamiento sintomático y control evolutivo”, permaneciendo ahora en reposo en la Quinta de Olivos.

A todo esto cabe recordar que la Jefa de Estado había sufrido un esquince de tobillo izquierdo en marzo de este año, cuando se encontraba en Roma, y por ese motivo asistió a una audiencia con el Papa Francisco con una férula. Al retornar a Buenos Aires fue asistida en el mismo sanatorio privado, el Otamendi.

El hecho de que haya podido recibir tratamiento médico adecuado en el hospital público de Río Gallegos provocó un estallido de las redes sociales, con mensajes que calificaron el hecho como “insólito” y “vergonzoso”, en tanto que hasta avanzada la tarde de ayer el gobernador Daniel Peralta no había realizado ningún comentario en su cuenta de Twitter. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico