Cuando volvió de trabajar descubrió que le habían robado 65 mil pesos

El robo se produjo el lunes a la noche en el barrio Standart y afectó a una mujer que había logrado ahorrar ese dinero a partir del sacrificio de tener dos empleos.

Susana trabaja todo día para poder vivir dignamente. Sale de un empleo y se va al otro. Sin embargo, el lunes sobre las 21:30 cuando regresó a su casa de la calle Pacheco, en el barrio Standart, con la idea de descansar, se encontró con el triste panorama de que en el living no estaba su televisor LCD de 42 pulgadas.
Cuando empezó a recorrer su vivienda se fue sorprendiendo aún más. En su habitación también faltaba otro televisor LCD, de 32 pulgadas. Pero lo más preocupante fue que los delincuentes que habían ingresado por una de las ventanas de los dormitorios, se habían apoderado de un pequeño bolsito con sus ahorros, que Susana escondía detrás de este último televisor.
En total, los ladrones se apoderaron de unos 65 mil pesos de dinero en efectivo, además de los dos costosos televisores.
“Trabajo en dos lugares para tener lo que tengo. Llego a la noche, abro la puerta y estaba trabada con una planta. Y me encuentro que faltaba el televisor de 42 pulgadas. En la pieza estaba todo revuelto, cajones en el suelo, y no veo el otro televisor de 32 pulgadas del dormitorio. Voy a la habitación de la nena y la ventana estaba abierta. Habían roto el vidrio”, contó ayer con impotencia Susana a Diario Patagónico.
Para entrar los delincuentes levantaron una persiana y rompieron el picaporte de la ventana. “Se llevaron parte de un dinero que no era mío, sino de donde trabajo y ahorros. Lo encontraron justo detrás del televisor, en un bolsito viejo negro que tenía”, relató.
En medio de la desesperación, Susana realizó la denuncia en la Comisaría de Kilómetro 8 y no quiso tocar nada. Lamentaba mucho el robo del dinero que tenía para arreglar su casa y no pudo dormir por la angustia.
“Los policías no encontraron rastros de nada, sacaron fotos. Pero no encontraron ni pisadas, no había evidencia”, señaló la víctima.
Además, los delincuentes dejaron un portón abierto. Al parecer ingresaron con un vehículo y cargaron los televisores en el patio.
“Tengo mucha angustia, impotencia, porque estoy sola y te cuesta conseguir tus cosas. Trabajás todo el día para tener algo y viene cualquiera y te lleva todo. Ahora tengo que seguir. Siempre hablan de robos, y nunca me había pasado esto. No tenía precauciones de nada. Decía ¡qué van a entrar, si no tengo nada!”, reveló Susana que dice que no va a comprar nada más para que no se lo roben.
“Hay que vivir con lo justo, en chozas y no comprarse nada, no darse lujos” porque los delincuentes te roban todo, sostuvo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico