Cuarto día de búsqueda de Alan Henríquez

Como desde un primer momento, los padres, hermanos y demás familiares del joven desaparecido el viernes, permanecían ayer en la costa de la playa “La Cruz de Bahamonde”. Durante la jornada Prefectura navegó la costa y se realizaron sobrevuelos. También se sumó un buzo particular y prometió colaboración por aire el Aeroclub de Comodoro Rivadavia.

 Hoy se cumplen cuatro días de la desaparición de Alan Enríquez, el joven de 19 años que fue a pasar una tarde de diversión junto a su familia y desapareció en las costas de la playa “La Cruz de Bahamonde”, a 1,5 kilómetros de Caleta Córdova. Por el momento su familia continúa acampando en el lugar y anunció su disposición a quedarse hasta que el cuerpo sea encontrado.

Ayer la búsqueda se extendió durante toda la jornada. Esta vez ni el viento de la costa, ni las condiciones climáticas, produjeron el cese de la actividad. De esta forma tres embarcaciones -dos gomones y el guardacostas de Prefectura- navegaron el sector, esperando dar con el cuerpo del joven, el cual podría haber quedado enredado en las algas.

Temprano por la mañana, también se acercó para colaborar el buzo Osvaldo Soria, quien rastreó la zona pese a las dificultades climáticas. El hombre aseguró que en los primeros metros la turbiedad del mar dificulta la visibilidad en el fondo marino. Sin embargo, una vez que se avanza todo se hace cristalino.

Soria fue uno de los tantos que se sumó desinteresadamente a la búsqueda, luego del reclamo de familiares que solicitaron a Provincia, el municipio y a la misma Prefectura mayor actividad en el agua.

Durante la jornada también se supo de la predisposición del Aeroclub de Comodoro Rivadavia, institución que se ofreció a sobrevolar el mar para tratar de ubicar al joven.

Alrededor de las 20, en tanto, se esperaba que se concretara una reunión junto a las autoridades de esta institución y también de Prefectura. Sin embargo, al cierre de esta edición no se tenían novedades de la misma.

QUE TODO TERMINE

La familia de Alan se encuentra unida y esperando novedades. Sin embargo, son conscientes de que las tareas no resultan sencillas, aunque desearían que la búsqueda fuera más intensa. “Es como buscar una aguja en un pajar; se necesita más gente metida en el agua”, señaló Fabián, tío de Alan, quien agradeció la colaboración del Club Neptuno y de todos los que de una u otra forma se sumaron a la búsqueda.

Según confirmó, ellos continuarán acampando en el lugar hasta que aparezca el cuerpo. Ayer a la tarde un indicio ilusionó a todos, cuando quienes disfrutaban del día de playa en Kilometro 5 aseguraron ver un cuerpo flotando en el mar. De inmediato, el personal de Prefectura se acercó a la zona y comenzó un rastrillaje que se extendió por varios minutos.

Finalmente, los rescatistas encontraron un perro muerto. De esta forma, cada una las embarcaciones volvió al lugar de origen, en la playa de “La Cruz de Bahamonde”, donde hoy se reanudarían los trabajos, esperando que cambie el panorama. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico