Cuatro detenidos con armas tras una disputa por la ocupación de terrenos

Los detenidos están sospechados de haber efectuado disparos en la ocupación ilegal, donde hace más de tres años viven numerosas familias. Según la denuncia de los agredidos, llegaron con la excusa de que iban de parte de un alto funcionario político con la intención de apoderarse de los terrenos. Además de la detención de cuatro individuos, la policía secuestró una pistola calibre 38 y un vecino entregó otra arma que encontró en su vereda.

Una noche agitada vivieron los habitantes del barrio Rodríguez Peña Este, situado a unos cien metros del puente vehicular, quienes hace unos tres años ocupan en forma ilegal terrenos que pertenecerían a la empresa estatal YPF.
Al parecer, faltaría el traspaso de esas tierras al Estado provincial y luego al ejido municipal. Pero ambas partes no se ponen de acuerdo y las familias continúan gestionando la legalidad de dichas tierras. Las construcciones ya conformaron un pequeño barrio donde hasta hace unos días reinaba la tranquilidad.
Según comentó el damnificado de la vivienda baleada, quien prefirió resguardar su identidad, él se encuentra al frente de la gestión para legalizar las tierras, según lo designaron los restantes ocupantes.
Sin embargo, señaló que en la última semana comenzó a rondar gente “extraña” que preguntó por los propietarios de los terrenos e incluso intentaron ingresar a un lote donde todavía sus ocupantes no comenzaron a construir. A los pocos días balearon la casa de otro vecino.
Los incidentes más graves de desataron alrededor de las 22:40 del lunes cuando varios habitantes alertaron que los ocupantes de dos vehículos -que serían un Chevrolet Astra y una camioneta- andaban a los tiros por las calles de la zona.
En esos instantes, cuatro individuos se presentaron a la vivienda del encargado de tramitar los terrenos en la calle Florencio Maliqueo, e increparon a su esposa que se encontraba con sus niños, una amiga y la suegra.
Los individuos amenazaron a la mujer asegurándole que iban de parte de un alto funcionario municipal y le exigieron que desalojaran la casa y abandonaran el lugar. Los agresores insistieron que si no cumplían con la advertencia iban a regresar más tarde.  
Antes de irse los hombres destruyeron uno de los cristales de un Toyota Corolla perteneciente al dueño de casa, y luego dispararon al menos en seis ocasiones contra el parabrisas de un Ford Fiesta, propiedad de un amigo del ocupante.
El incidente fue denunciado ante la Comisaría Mosconi, a cargo del oficial inspector Gustavo Orellano, quien junto a su personal se quedó en inmediaciones del barrio presumiendo que los matones pudieran regresar.

ARMADOS
A las 2 de ayer, los efectivos divisaron un Chevrolet Corsa blanco en actitud sospechosa por la zona y al interceptarlos sus ocupantes intentaron escapar. Dos de los individuos alcanzaron a correr unos metros, pero fueron reducidos.
En el interior del Corsa -dominio GTI 140- se halló una pistola calibre 38. Los hombres fueron identificados por la policía como Cristian Marcelo Haro (21), Claudio Alejandro Haro (23), Hugo Edgardo Serra (22) y Carlos Perán (29), todos residentes en el barrio Máximo Abásolo.
Durante la mañana fueron sometidos a la audiencia de control de detención y recuperaron la libertad. En tanto, el propietario del rodado fue imputado por el delito de porte ilegal de arma de fuego.
La mujer amenazada aseguró que los detenidos eran los mismos que la increparon y la amenazaron para que abandonara la vivienda.
A todo esto, en la mañana de ayer un vecino de Rodríguez Peña Este alertó a la policía que encontró un revólver calibre 22  tirado en la puerta de la vereda de la calle Juan Isidro Castro.
Se presume que uno de los detenidos en el intento de fuga habría descartado el arma aprovechando la oscuridad. La misma fue incautada y quedó a disposición del Ministerio Público Fiscal, precisaron fuentes oficiales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico