Cuatro policías heridos al ser atacados en un cumpleaños

El suboficial principal Juan Almonacid y el agente Luis Peña realizaban trabajos adicionales en una fiesta de 15 años que se realizaba en un salón del Cordón Forestal cuando fueron agredidos por personas que participaban de la celebración. Al lugar tuvieron que acudir refuerzos. En esa situación también fueron atacados el cabo primero Adrián Soto y la agente Gisell Gallardo. Hay dos detenidos.

Lo que iba a ser un festejo inolvidable terminó con un confuso episodio que opacó la fiesta. Se produjeron dos detenciones y se reportaron cuatro policías heridos.

De acuerdo a la información recabada por Diario Patagónico, el incidente ocurrió alrededor de las 5:20 de ayer en el salón “Encuentro”, ubicado en el Cordón Forestal. Allí se celebraba un cumpleaños de 15 y por disposición de la familia, en coincidencia con los propietarios del salón, se decidió que existiera presencia policial.

De esa forma, el suboficial principal Juan Almonacid y el agente Luis Peña acudieron a cumplir servicios adicionales. Desde el principio, según se conoció, algunas personas que participaban de la celebración se mostraron molestas por la presencia policial entonando cánticos y agresiones verbales.

Unas horas después todo estallaría. Fue justo en el momento en que el oficial Almonacid cobraba por su trabajo adicional y recibió un botellazo en la cabeza. De inmediato el mismo grupo que anteriormente les cantaba comenzó a arrojarle botellas. Los uniformados intentaron evitar la agresión, pero el agente Peña también recibió un botellazo en la cabeza que lo dejó en estado inconciente.

Pese a estar lesionados, alcanzaron a pedir refuerzos y así llegó el móvil 662 de la Seccional Sexta, con el cabo primero Adrián Soto y la agente Giselle Gallardo, quienes intentaron rescatar a sus colegas.

La agente recibió un golpe de puño en la nariz cuando intentaba salir del lugar. Una vez afuera los violentos, pese al pedido de algunos invitados, continuaron atacando a los policías, arrojándoles diferentes objetos. Así fue lesionado en un hombro el cabo primero Soto.

El agente Peña, en un intento desesperado, tomó una escopeta antitumulto y ejecutó un disparo al aire, pero ello no persuadió a los atacantes, por lo que disparó con el arma al grupo que avanzaba con intención de seguir atacándolos. Así los policías pudieron salir del lugar y regresar a la seccional.

Minutos después los agentes volvieron al salón, logrando detener a Nicolás Jaramillo, de 18 años, y a Carlos Hernández, de alrededor de 30, quienes hoy serán sometidos a la audiencia de control de detención. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico