Cuatro propuestas rurales en Río Negro

El Turismo Rural ofrece a los visitantes otra forma de relacionarse con el destino, mediante una relación directa con la cultura, la gente y el entorno. Además es una oportunidad para dinamizar la economía de los agricultores de zonas rurales.

En Río Negro un grupo de 15 familias, agricultores y promotores culturales se unieron en red para la promoción y comercialización conjunta de los emprendimientos turísticos rurales. Están ubicados en parajes dentro de un circuito, que abarca una zona de transición entre el bosque y la estepa Andino Patagónica.

La zona está delimitada al Oeste de la provincia de Río Negro, entre las localidades de Bariloche y Pilcaniyeu: Ñirihuau arriba, Pichi Leufu, Villa Llanquin y Pilcaniyeu al Oeste.

Su objetivo es brindar oportunidades a los jóvenes rurales en su tierra, cuidando su cultura y paisaje, compartiendo con los visitantes los valores autóctonos, mediante la práctica de un turismo sustentable.

PILCANIYEU-REGRESO AL ORIGEN

Esta propuesta abarca el Museo histórico y la Sala de Cultura, para poner en conocimiento y valor la historia de “Pilca”, así como sus artesanías típicas. También ofrece un recorrido por el pueblo, descubriendo en los edificios más antiguos técnicas constructivas y materiales. Se puede además conocer el vivero de nativas de la estepa. Los establecimientos que permiten el recorrido son: el Museo histórico y arqueológico, la Sala de Cultura, el Taller artesanal, el Vivero de nativas, y la Estación de tren.

VILLA LLANQUIN-A ORILLAS DEL GRAN RIO

Los establecimientos que componen el recorrido son: “El arbolito”, “El Toro Negro” o “Los antiguos”.

La propuesta inicia con una caminata de a pie bordeando el rio o ascendiendo pausadamente el cerro, con hermosas vistas panorámicas y las historias del lugar, después de probar las delicias autóctonas se realiza una demostración de diversas actividades productivas, su entorno cotidiano y detalles de la vida típica del campo en cordillera.

ÑIRIHUAU ARRIBA ENTRE LA ESTEPA Y EL BOSQUE

Los establecimientos “Las 4 F” y “El pobre gaucho” ofrecen una cabalgata bordeando y vadeando el rio Ñirihuau para luego emprender un ascenso por laderas de bosque de lengas hasta el Mallin redondo, donde almorzar , descansar, fotografiar y compartir charla. Luego se continúa el recorrido para descender al valle del Tristeza y atravesar el Mallín grande sobre las huellas de carros. Se pueden adquirir las artesanías del lugar.

PICHILEUFU-EL VALLE DE LAS FIGURAS

El Alfa” y “El triunfo” también proponen un recorrido con caballos ensillados. Se recorre 2 horas el entorno del rio, disfrutando de sus figuras de piedra, cuevas y remansos. Luego comienza el ascenso por un estrecho valle hacia El Alfa donde se los espera con el asado, canciones y charla amena. A elección se podrá descansar, recorrer la granja, corral, huerta o bien disfrutar y aprender sobre las artesanías en lana y cuero e historias del lugar. Para los más activos, subir a la cueva o miradores del campo a hacer una incursión fotografica, puede ser una buena experiencia. Se regresa a caballo al paso hasta el lugar de partida. Si el tiempo lo permite, disfrutaremos una merienda a orillas del rio, en tranquilos pozones, o bien a la sombra de los álamos.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico