Cuatro testigos señalaron que "Piri" Alaniz fue quien baleó a "Leito" Vidal

Los padres de Angel Vidal declararon lo que vivieron aquella tarde del 19 de octubre de 2016 en que el joven recibió un disparo en la cabeza después de regresar de un partido entre Newbery y Huracán, falleciendo al día siguiente. Al igual que dos policías que también atestiguaron ayer, dijeron "por dichos de otros- que el imputado Cristian Alaniz había sido el autor.

En la sede de los tribunales penales de Comodoro Rivadavia continuó ayer el debate oral y público por el homicidio de Angel Leonardo Vidal (19), ocurrido hace casi dos años en el barrio Moure. La causa tiene como único imputado a Cristian “Piri” Alaniz, quien cumple prisión preventiva.

El primer testimonio ante el tribunal –integrado por las juezas Gladys Olavarría, Daniela Arcuri y Mónica García- fue del padre de la víctima. Este recordó que esa tarde del ataque eran las 19 cuando escuchó detonaciones y salió a ver qué pasaba en las calles Marinero López y Ortega.

Allí se encontró con su hijo tirado y con un disparo en la cabeza. Detalló que junto a otro de sus hijos lo cargaron a un vehículo y lo trasladaron hasta la guardia del Hospital Regional. Fue entonces cuando le dijeron que “Leito” acababa de regresar de la cancha donde fue a ver el partido entre Newbery y Huracán que disputaron en el barrio 9 de Julio. También que el autor del disparo había sido “Piri” Alaniz.

Después declaró la madre de Angel, quien afirmó que aquel día su hijo se levantó y le comentó que iba a concurrir a la cancha. Luego lo vio con sus amigos en la esquina de la casa. En momentos en que preparaba una torta, escuchó a su esposo gritar que “le habían metido un tiro en el ojo a ‘Leito’”.

Agregó que fueron al centro asistencial y que al único que nombraban como el autor era al “Piri”. También mencionó que el imputado Alaniz formaba parte de la banda denominada “Los Papa Fritas”, pertenecientes al vecino barrio de las 1311 Viviendas.

Un oficial de la policía reconoció que conocía a la víctima y al imputado por su actividad laboral. También dijo que aquel día lo llamaron del Comando Radioeléctrico diciéndole que había una persona herida de arma de fuego en el mencionado sector del barrio Moure.

Al llegar al lugar había unas 30 personas con camisetas de Huracán y alteradas por lo que había ocurrido. Referían que el autor de los disparos era un tal “Piri”. Otro servidor público, un sargento ayudante, relató idéntica situación y que los presentes sindicaban a “Piri” Alaniz como el autor de los disparos.

Para hoy se espera que continúe el desfile de los testigos convocados por la fiscal general Cecilia Codina que está al frente de la causa. Por su parte, el acusado es defendido por el penalista Guillermo Iglesias.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico