Damián Lara estuvo preso unas horas

Luego de haber sido detenido con un arma de fuego, Damián Lara recuperó su libertad porque su supuesta víctima no quiso hacer denuncia, por lo cual se lo imputó por portación de arma y no por abuso. Ayer recuperó la libertad una vez más.

Damián Lara sigue libre por las calles de Comodoro Rivadavia y haciendo de las suyas, a pesar de que el domingo a las 8:30 volvió a ser detenido. Esta vez por personal de la Seccional Segunda, que tras recibir un llamado por una amenaza con un arma de fuego, comenzó a rastrear al supuesto implicado.
El hecho se registró alrededor de las 7. Según se denunció, un joven con un arma apuntó a otro en la esquina de Ameghino y Alem. De inmediato se inició un rastrillaje de la zona, que derivó en su posterior detención.
Ayer, el joven fue sometido a la audiencia de control de detención, donde volvió a quedar en libertad pese a los numerosos antecedentes que pesan en su contra. Es que fue imputado por portación de arma de fuego, y no por abuso de arma, ya que la víctima se negó a realizar la denuncia.
Damián Lara reside en las 1.008 Viviendas y con apenas 22 años de edad es archiconocido en el ambiente delictivo por múltiples causas policiales. El último aberrante hecho por el que fue acusado se produjo en la madrugada del lunes 11. Esa noche, a la 1 Carlos P. resultó baleado por un individuo que le pidió "dos pesos para el vino”.
Como no tenía, le pegó un tiro en el estómago. Sin embargo, la bala le perforó el intestino grueso y quedó alojada en la columna.
Tras el ataque, el hombre tuvo que ser sometido a dos cirugías, mientras Lara continuaba en libertad, ya que no se lo detuvo porque en el allanamiento realizado en su domicilio, 20 horas después del hecho, no se encontraron elementos que sirvieran como prueba del ataque.
Lara también está acusado del robo a la rotisería "El Fogón", ocurrido la noche del 26 de febrero. Por ese hecho fue detenido y liberado tres días después por el juez Miguel Caviglia, quien antes se permitió aconsejarlo a que “ponga la cabeza en remojo y busque trabajo”.
Ahora Lara volvió a hacer de las suyas y ya está de nuevo en las calles. Eso sí, por alguna de las causas que tiene durante tres meses debe presentarse todos los viernes a la Oficina Judicial, algo que en apariencia puede cumplir si no cae preso por algún delito del momento.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico