De la casa no quedó nada

Una pequeña casa de madera se quemó por completo en la zona de la extensión del barrio Abel Amaya. Los pocos muebles que había en su interior no pudieron ser recuperados, aunque afortunadamente no se registraron víctimas.

El incendio ocurrió en las primeras horas del nuevo año, aproximadamente a las 2 de la mañana, en el predio de ocupaciones ilegales que se ubicó detrás del Sector 9 del barrio 30 de Octubre.
La vivienda, de unos 9 metros cuadrados, fue construida con tirantes y machimbre, material que facilitó la combustión que la redujo a cenizas en contados minutos.
Al lugar acudieron los Bomberos Voluntarios, pero cuando llegaron el incendio ya estaba declarado y nada se pudo hacer para salvar los bienes que se encontraban en el interior. De todas formas, se sofocó el fuego ante el peligro que corrían las viviendas lindantes.
Sobre las causas que originaron el incendio, no se obtuvieron precisiones, aunque se estimaba que pudo haberse tratado por la acción de la pirotecnia y el viento reinante a esa hora de la madrugada.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico