De la Sota dio marcha atrás con la clausura de antenas

Horas antes de que la Justicia Federal hiciera lugar a la medida cautelar presentada por la AFSCA contra la clausura de antenas de TDA, la Secretaría de Ambiente cordobesa dejó “sin efecto el cese preventivo para la instalación” de esos dispositivos y le otorgó a Arsat dos meses de plazo a para “normalizar” y “completar” los trámites de habilitación. Martín Sabbatella aseguró que ya se presentó “en tiempo y forma toda la documentación”.

El gobernador cordobés revirtió su decisión de clausurar antenas de TDA en cuatro localidades, mientras que el juez Alejandro Sánchez Freytes ordenó la “suspensión” de la medida tras hacer lugar a la cautelar interpuesta por el titular de la Afsca, Martín Sabbatella.
A través de una resolución de la Secretaría de Ambiente, el gobierno de Córdoba le otorgó a la empresa Ar-Sat un plazo de 60 días para normalizar y completar los trámites que fija la ley cordobesa.
Además, el juez federal Alejandro Sánchez Freytes ordenó la “suspensión de las clausuras” de las antenas de la Televisión Digital Abierta (TDA) en toda la provincia de Córdoba, informaron fuentes judiciales.
De esta forma, el magistrado hizo lugar a la medida cautelar presentada por el titular de la Autoridad Federal de Comunicación de Servicios Audiovisual (Afsca), Martín Sabbatella.

PAPELON
En este sentido, Sabbatella aseguró que con la decisión de De la Sota demostró que “salta de papelón en papelón”, y agregó que “se dio cuenta de que no iba a poder defender los actos de censura que había cometido y, antes de que la Justicia lo descubriera, decidió dar marcha atrás. Pero llegó tarde”.
De acuerdo a lo publicado por el gobierno de la provincia en su web oficial, “la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (AR-SAT) admitió irregularidades en la instalación de Antenas de Televisión Digital Abierta (TDA) en la provincia de Córdoba y solicitó a la Secretaría de Ambiente cumplimentar lo establecido en la ley provincial 7.343 y su Decreto Reglamentario 2.131”.
El texto añade que “tras las presentaciones de AR-SAT, la Secretaría de Ambiente de la Provincia dejó sin efecto el cese preventivo para la instalación de las Antenas TDA en las localidades de Villa María, Leones, Malagueño y Villa Dolores”.
Sin embargo, la medida no hace mención a la situación de Río Cuarto, cuya antena también había sido clausurada por De la Sota.
Por otra parte, el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda, sostuvo en Córdoba que “De la Sota seguramente se enteró de la resolución judicial, o fue avisado, porque estas cosas pasan, y entonces ensayó una suerte de marcha atrás en las clausuras”.
Sabbatella expresó también que “quedó en evidencia que las medidas de De la Sota no tenían ningún fundamento y solo respondían a una estrategia de confrontar con el Gobierno nacional y fortalecer su alianza con la empresa proveedora de servicio de televisión paga en esa provincia”.
Por otra parte, el funcionario sostuvo que “el Estado nacional había presentado en tiempo y forma toda la documentación acreditando que no existía ningún problema ambiental”.
“Por eso, como quedó claro que estaba haciendo un papelón indefendible y un acto de censura ampliamente repudiado, De la Sota dio marcha atrás y mandó a sus funcionarios a desdecirse”, añadió.
Asimismo, la defensora del público de la Afsca, Cynthia Ottaviano, anticipó que hoy se presentarán en Casa de Gobierno de Córdoba los informes de organismos públicos que “claramente certifican que no hay ningún riesgo inminente para la salud de las personas ni ambiental” en el funcionamiento de las antenas de la Televisión Digital Abierta (TDA).
La funcionaria mencionó que los informes corresponden a la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), de la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC), de la Defensoría Pública del Afsca y de la Subsecretaría de Planificación y Política Ambiental de la Nación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico