De los fondos de PAE, Das Neves solamente giró la primera cuota

Antes de culminar su mandato como diputado provincial, el actual ministro de Gobierno, Javier Touriñan, había impulsado un pedido de informes ante el Tribunal de Cuentas Provincial con el objetivo de esclarecer qué pasó con los famosos fondos de PAE que debía recibir Comodoro a partir de la anticipada renegociación de contratos.

Javier Touriñan hizo el pedido de informes a principios de 2010 –cuando Pan American no había cancelado aún la última cuota– y confirmó en su momento  que el gobierno de Mario Das Neves había retenido fondos correspondientes a la Cuenca del golfo San Jorge. Solo la primera fue girada en su totalidad: 15 millones de dólares.
La información, proporcionada por el Tribunal de Cuentas Provincial, colisiona con las declaraciones de ayer del ex ministro de Economía de Chubut, Víctor Cisterna, quien en diálogo con Radiocracia aseguró que la gestión Das Neves no adeuda ningún pago por esos conceptos y que las únicas dudas respecto de la afectación de los fondos PAE  deberían recaer sobre la Municipalidad de Comodoro Rivadavia, que recibió 132 millones de pesos y no está claro cuál fue su destino.
Tal y como se expuso en la edición de ayer, Diario Patagónico consultó el martes al gobernador Martín Buzzi  por la afectación de los fondos excepcionales, cuyo último pago anual había cancelado la operadora en diciembre de 2010. El mandatario confirmó que Provincia inició una investigación al respecto.
Fue en este contexto que Cisterna dijo ayer no recordar los montos totales de los pagos, en función de que se efectivizaban en dólares y eran luego convertidos a pesos. Indicó luego que lo recibido por el Tesoro provincial “no fue menos que 230 millones de pesos”, y que de ellos, “132 fueron transferidos directamente a la Municipalidad de Comodoro Rivadavia”.
Señaló además que con los remanentes se financió por ejemplo la capitalización de Petrominera por una cifra cercana a los 10 millones de dólares (30 millones de pesos en esa época) y también se destinaron a obras públicas como el riego y electrificación en el valle de Sarmiento, o una estación transformadora en el barrio Máximo Abásolo.
“La Provincia canceló todo y  cuando dejamos el gobierno en 2011 quedaba un remanente que era para atender las obras públicas en ejecución”, sostuvo Cisterna en relación al último pago de la operadora, cancelado en diciembre de 2010, un año antes del término de su mandato.
Mientras la información oficial da cuenta de que no fue la ciudad petrolera quien recibió el pago de las cuatro cuotas de 15 millones de dólares y que se desconoce cuál fue la afectación de al menos el 60% del monto total, el ex ministro subrayó ofuscado que el dinero no era para Comodoro, “sino para la reconversión de la Cuenca”, reiterando que se invirtió en obra pública.
“Esto es transparente y nadie puede tener dudas” culminó.

DUDAS Y MALVERSACION
Pero uno que sigue con dudas es Javier Touriñan, firmante del pedido de informes para conocer el destino de los 60 millones de dólares que le correspondían a la Cuenca en base a la cláusula de renegociación que estableció 120 millones de dólares divisibles idénticamente entre Provincia y la región petrolera, esta ultima a través de un fondo para la reconversión económica.
Aunque  los términos de la respuesta del Tribunal de Cuentas no incluyeron el pago  de 2010 -no abonado aun en esta época-, Touriñan recordó que “el Tribunal de Cuentas respondió que PAE había pagado los tres vencimientos que operaron hasta entonces. En el aniversario de 2008 de Comodoro, Das Neves entregó en el primer cheque de 15 millones (de dólares)  que se había acreditado en diciembre de 2007; el segundo pago se hizo en julio de 2009 “sobre la cuota de 2008-, pero fue parcial, de 7 millones, y no se sabe dónde fueron los otros ocho; y en 2009, el tercer año, se hizo un aporte menor a Comodoro y dos millones de pesos para la electrificación rural en Sarmiento”, recordó el hoy ministro de Gobierno.
“Eso es lo que aclaró el Tribunal de Cuentas. Lo que no está ahí, es lo que falta, además de la ultima cuota” dijo agregando además que uno de los reclamos de la UCR comdorense, representada en el concejo local por Jorge Camarda y Gustavo Borracer, era que Provincia se “comía” los intereses de las cuotas en dólares, en los meses que pasaban desde su acreditación hasta la adjudicación a alguna comuna.
Añadió a las irregularidades la capitalización de Petrominera para adquirir Ingentis con diez millones de dólares con esos fondos, “con los que se violó claramente la ley, porque el proyecto estaba en Dolavon y esos dineros pertenecían a la Cuenca”, aclaró aludiendo directamente a “malversación de fondos”.
“Solo lo mencionado es lo que llegó a la Cuenca de esos 60 millones de dólares, y tampoco se sabe qué se hizo con los 60 que correspondían a Provincia” enfatizó Touriñan.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico