Debido a la crisis, un comerciante cerró su negocio y le "agradeció" a Macri

"Con Cristina lo abrí y con Macri me fundí", fue el mensaje que Julio Sobier dejó en sus pizarras para anunciar el cierre de negocio en Fracción 14 debido a la crisis económica que agobia al país. El comercio supo darle trabajo en sus buenos tiempos a cinco familias, pero la suba de insumos, los altos impuestos y la falta de consumo provocaron su cierre.

Hace casi tres años Mauricio Macri llegaba a la Casa Rosada prometiendo que sería un “obsesivo” de la creación de trabajo genuino para los argentinos. También aseguró que estaría del lado de cada trabajador y que ayudaría a potenciar los emprendimientos de cada ciudadano. Lo cierto es que desde su arribo al Gobierno nacional se han perdido cientos de miles de puestos de trabajo y cada día cierra un nuevo comercio en distintas partes del país.

La semana pasada le tocó a Julio Sobier. El comerciante tuvo que ponerle fin a un emprendimiento familiar que había comenzado hace cinco años. Es que la suba de insumos, los altos impuestos y la falta de consumo fueron una estocada mortal para la carnicería y almacén “Thiago”.

Ubicado en la manzana 12 del lote 12 de Fracción 14, el comercio supo darles trabajo a cinco familias. “El año empezó mal. Ya en las fiestas había bajado la venta pero después el año fue demasiado flojo. Tuve que empezar a echar a la gente porque se hacía imposible pagarles. Lo más difícil fue que eran parientes. Ellos te podían aguantar un poco con el pago, pero también tenían que llevar plata a su casa. Aguanté hasta donde pude pero la verdad es que ya no doy más”, explicó Sobier en diálogo con El Patagónico.

Heladeras llenas de gaseosas, freezer con algunos congelados, caramelos y algunos alimentos completaban ayer la postal de un comercio que supo ser símbolo de referencia en la Fracción 14. “Yo cerré y dejé como estaba. Ya no podía aguantar y ahora quiero que me descanse un poco la cabeza porque no paraba de pensar”, confesó el comerciante.

Es que uno de los ejemplos más comunes que usa Sobier para explicar lo difícil de tener un negocio es la suba constante de precios. “Un día compras una gaseosa a 10 pesos y al otro día está a 20 pesos. Tenes que poner 10 pesos más de tu ganancia y así sucesivamente. A todo esto tenes que sumarle los impuestos que me mataron. Yo tengo que pagar 40 mil pesos de luz”, detalló.

Sobier manifestó que decidió cerrar después de trabajar para el Día de la Madre. “Ese día solo trabajamos con mi señora. Nos pasamos todo el día acá. Ahí dije ‘basta’ porque me harté y ahora no sé a qué me voy a dedicar porque afuera tampoco hay trabajo”, aseveró.

Ante la bronca de no poder hacerle frente a la crisis económica que vive el país, el comerciante escribió en sus pizarras “Con Cristina (Fernández de Kirchner) lo abrí y con (Mauricio) Macri me fundí” y “Cerrado del todo. Gracias Macri LPQTP”. Fue su forma de expresar lo que gran parte del país piensa sobre la actualidad de la Argentina.

“Con cristina laburábamos muy bien, o por lo menos te dejaban laburar. Hoy aumenta todo y no podes comprar nada. Si laburas, tenes que tener un stock para que no te afecten en nada los aumentos. Hoy lo vendes a 20 pesos y mañana sube a 30 pesos”, sostuvo en referencia a la curva inflacionaria.

El propietario de “Thiago” cerró sus puertas y ahora piensa en qué hará para alimentar a su familia. Lo que no necesita elucubrar tanto es lo que le diría al presidente Macri si algún día fuera a su casa para comer un coquito sin pagar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico