Declararon al Plan de Salud Integral municipal como política de Estado permanente

El proyecto promovido por el edil Nicolás Caridi fue aprobado por unanimidad en la última sesión del Concejo Deliberante. La iniciativa busca implementar en forma permanente los programas que actualmente lleva a cabo la Secretaría de Salud.

En la última sesión del Concejo Deliberante se aprobó un proyecto de ordenanza para declarar el Plan de Salud Integral municipal como política permanente por lo que trascenderá las gestiones políticas.

La iniciativa fue impulsada por el edil del Partido Justicialista (PJ), Nicolás Caridi, quien argumentó que “nos parece necesario que las políticas municipales de Salud se eleven a un siguiente nivel para que ningún gobierno posterior pueda dejar de lado. Al hacer las políticas de Salud una cuestión de estado permanente por medio de ordenanza y fuerza de ley, estamos comprometiendo a todos los Gobiernos, que vendrán, a respetar y gestionar en pro de la salud de todos los comodorenses con estos planes de salud que han dado excelentes resultados”.

Entre los programas de Salud que se pretende que perduren se encuentran: el trailer sanitario, que brinda servicios de salud en distintos puntos de la ciudad; la implementación de la vacuna contra la Hepatitis B y de la vacuna antigripal para los grupos de riesgo; acceso a lentes para personas de bajos recursos; y el programa de pulsaciones de salud que previene enfermedades como cardiopatías a través de electrocardiogramas gratuito.

También se encuentra el programa de prótesis detales, de los cuales se han facilitado 342 hasta la fecha; la entrega de botiquines a instituciones educativas y deportivas; educación sexual integral, que adhiere a la ley nacional promulgada; el taller integral para embarazadas, que las prepara psicofísicamente para el parto; el programa “Vientos en red”, que busca solucionar el consumo problemático de las drogas de manera intermunicipal; el programa de inclusión y tratamiento de niños con TGD (Trastorno Generalizado del Desarrollo); el programa de detección y control de enfermedades prevalentes como al celiaquía, hipertensión, diabetes y tiroidiso; y el programa de consultorio inclusivo apuntado para el colectivo LGBTIQ (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales, Intersexuales y Queer).

“La falta de médicos, de turnos y de opciones en materia de salud es un problema con el que lidiamos en la Patagonia desde hace mucho tiempo y las políticas de Estado son las principales herramienta para cambiar esta realidad. El municipio, a través del gran trabajó liderado por Carlos Catalá al frente de la Secretaría de Salud, llega a mucha gente ya no solo como alternativa de la atención en hospitales, periféricos y clínicas privadas, sino también compensando en muchos casos la falta de atención, por lo que consideramos que es una política que debe permanecer en el tiempo”, sostuvo Caridi.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico