Declaró el malabarista imputado de abusar de un bebé de 7 meses

Ayer continuó en los tribunales penales ordinarios del barrio Roca el debate oral por hechos cometidos en marzo de 2018 en perjuicio de un menor de 7 meses de edad, en el barrio LU4, que tiene como único imputado a A.E.O. Declararon dos testigos propuestos por la defensa, como así también el imputado. Hoy se esperan los alegatos finales de las partes.

La primera testigo dijo conocer al imputado del barrio Caleta Córdova y que “a veces lo llevaba con el nene, junto a su pareja, hasta Km. 8, al jardín maternal”. Aseguró que A.E.O. se hizo cargo de su hijo cuando estaba en el barrio, que era artesano y malabarista. “Nunca lo vi golpeado al nene”, afirmó.

La siguiente testigo de descargo expresó que conoce al imputado y a su hijo ya que A.E. O. “era amigo de su hija”. Recordó que una vez fueron a visitarla a su casa y que creyó que eran una familia; que el imputado tenía un vínculo muy fuerte con su hijo. “Siempre atento, muy respetuoso y afectivo con su hijo era”.

También la testigo “percibió un trato despectivo y un rechazo de la madre hacia el niño”.

SU VERSION DE

LOS HECHOS

A continuación el imputado accedió a prestar declaración y recordó que aquel 27 de marzo había salido a trabajar ya que “tenía deudas porque le había chocado el auto a mi amiga”, la madre del niño-víctima.

Volvió al departamento que compartían y el bebé lloraba, pero luego se calmó. La madre salió a comprar, miró al bebé y estaba pálido. Le preguntó a su madre “¿qué le pasó al bebé? Ella entra en pánico y salen a buscar ayuda”.

Consiguen que un vecino los lleve a EMEC, donde recibe los primeros auxilios, luego lo trasladan a La Española y finalmente lo operan e internan en el Hospital Regional. Al día siguiente, entre las 14 y 15, lo detiene la policía.

El tribunal de debate estuvo conformado por los jueces Daniela Arcuri, Miguel Caviglia y Gladys Olavarría; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Martín Cárcamo, fiscal general y Lorena Garate, funcionaria de fiscalía; el menor víctima fue representado también por Andrea Mac Garva, asesora de menores; en tanto que la defensa de A.E.O. fue ejercida por Esteban Mantecón, defensor público.

El ilícito ventilado en debate aconteció el pasado 17 de marzo de 2018, entre las 19 y las 20, cuando el menor víctima, de 7 meses de edad, se encontraba recostado llorando en la cama de dos plazas del dormitorio de su madre al cuidado del imputado A.E.O., en el barrio LU4 de nuestra ciudad.

En el momento en que la madre del menor se retira a comprar, el imputado –según la acusación- a sabiendas de que la madre no podía ingresar porque no tenía llaves, provocó diversas lesiones al menor, calificadas como graves ya que pusieron en riesgo la vida del niño.

Seguidamente, entre el 21 y 25 de marzo de 2018, se produce un hecho de abuso sexual con los mismos protagonistas, calificándose el hecho como “lesiones graves, agravadas por haber sido cometidas con alevosía, en concurso real con abuso sexual con acceso carnal, agravado por ser cometido contra un menor de 18 años y por la situación de convivencia preexistente”, en calidad de “autor” para A.E.O..

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico