Declaró un amigo del desaparecido Agustín 

Kevin Mirantes (foto) habló sobre la conflictiva relación del joven de 19 años desaparecido con su familia. Agustín Molina es buscado desde la noche del lunes último.

Mientras se sigue desconociendo el paradero de Agustín Molina González, el joven de 19 años cuyas pertenencias aparecieron en la escollera de Playa Unión y se teme se haya arrojado a las aguas del mar, en las últimas horas brindó su testimonio a la Brigada de Investigaciones de la Policía en Rawson un amigo que aportó nueva información sobre el estado emocional del joven y problemas que tendría en el seno familiar.

Kevin dijo que con Agustín eran amigos desde hace casi un año y medio y lo describió como una buena persona, con “cero maldad, excelente con nosotros, era un gran amigo a quien queríamos todos”.

Según afirmó el joven, a Agustín lo vio por última vez a fines de marzo y en esa oportunidad le comentó “que se estaba acercando algo. Le dije que, si era el fin de su vida, había que aceptarlo porque era su decisión”.

Kevin le sumó a la Policía nuevos motivos por los cuales el joven habría tomado una drástica decisión. Relató que a Agustín habría sufrido maltrato en el seno familiar, pero no aportó más detalles que sus comentarios.

También “se sumaban problemas en el estudio, un mal de amores, pero lo que más le dolía a él era que la familia no lo aceptaba. Lo habían echado varias veces de la casa”, aseguró Mirantes.

Relató además que el joven desaparecido frecuentaba tres grupos de amigos: “Uno de Trelew, otro de Rawson y Playa y el nuestro”. Y sobre su relación en especial comentó que “él era de hablar conmigo; cada vez que salíamos de fiesta me contaba todos sus problemas. Algunas veces quería ayudarlo y en otras no pude. Le decía que tenía que superar sus cosas”.

Le confesó, según aseveró Kevin, que “nunca quería estar en su casa, que no se sentía cómodo. Por eso se fue a vivir a Trelew, alquiló solo porque era un chico muy independiente, pero por la pandemia y los colegios que cerraron no pudo pagar el alquiler y se tuvo que volver a vivir a Playa y ahí recomenzaron todos los problemas”.

“Era algo que se podía prevenir, varias personas sabíamos que iba a pasar algo como esto”, agregó Mirantes. Al finalizar la entrevista se presentaron dos integrantes de la Brigada que le solicitaron que aportara información sobre el joven que es intensamente buscado desde la noche del lunes tanto por agua como por tierra en Playa Unión.

Según comentó posteriormente, la fuerza policial le pidió colaboración sobre posibles contactos y amigos de Agustín que no fueron ubicados aún y que puedan brindar más información al respecto.

Fuente: Diario Jornada

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico