Defensora Oficial aclara sobre procedimiento por marineros

La titular de la Defensoría Oficial de Pobres, Ausentes e Incapaces de esta ciudad, Silvia Silva, formuló una aclaración a Diario Patagónico en torno a declaraciones periodísticas que el pasado 23 de agosto realizaran a este mismo medio dirigentes de AGOMU, la asociación gremial que nuclea a marineros.

Caleta Olivia (Agencia)
En esa ocasión, los mismos indicaron que fueron citados por la magistrada ya que algunos vecinos y referentes de una iglesia denunciaron la presencia de menores de edad que estaban alojados en el albergue de un club.
Se trataba de adolescentes que habían llegado desde Corrientes para embarcarse en buques pesqueros y tras ver frustrado su objetivo en Puerto Deseado, la AGOMU les ofreció alojamiento y comida por varios días en Caleta Olivia.
Silva estaba en cierta manera indignada porque los gremialistas adujeron que ella los había responsabilizado por posibles hechos vandálicos que pudieran cometer esos menores, pero no tuvo en cuenta el «abandono de persona» que sufrieron los chicos en Puerto Deseado.

SEGUIMIENTO DEL CASO
En tal sentido, la funcionaria, que en este caso actuó en el rol de juez de menores, dijo que en principio ella era responsable de lo que sucediera dentro de su jurisdicción, pero también indicó que actuó de oficio ya que una vecina que reside en inmediaciones del club le había contado que vio llorar a los chicos por todas las penurias que debieron soportar desde que llegaron a Santa Cruz en busca de trabajo.
Pero además, casi en forma coincidente constató que un grupo de ellos había sido demorado por la policía cuando intentaban emprender el retorno hacia su provincia natal por la ruta 3, procurando viajar a dedo, tras lo cual fueron llevados al mismo albergue.
En ese contexto, además de indicar que hizo una seria advertencia a personal policial por no haberle informado de ese hecho, también constató que esos adolescentes tenían en su poder una nota en la cual explicaban, entre otras cosas que «nos vamos porque venimos a buscar trabajo, no a pasar hambre, enfermedad y humillación por nuestra humildad y por no tener dinero para un asesor legal».
La nota contenía otros comentarios que la juez mantuvo en reserva, pero los consideró elementos más que suficientes como para citar los responsable del citado gremio a su despacho y formularles la advertencia sobre lo que pudiera sucederle a esos menores, quienes finalmente ya se encuentran en su provincia natal, según averiguaciones que realizó Silva.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico