Dejaron libre al imputado de provocar un accidente fatal bajo los efectos del alcohol

A partir de un acuerdo del Ministerio Público Fiscal con el defensor particular del imputado, ayer el juez de garantías Marcelo Nieto De Biase resolvió dejar en libertad a Guillermo Delgado Camy, aunque permanecerá sometido al proceso judicial. Se trata del conductor de un vehículo, que según la imputación presentada por la Fiscalía, durante el 11 de septiembre último manejaba a exceso de velocidad por la Ruta 25, entre Rawson y Trelew. En esa circunstancia protagonizó un accidente que le costó la vida a una mujer y que dejó con graves lesiones a un hermano de la víctima fatal.

Delgado Camy se encontraba con arresto domiciliario, con tobillera electrónica, desde que fue dado de alta por las lesiones que también sufrió como consecuencia del accidente.

El imputado es patrón de barcos pesqueros que operan desde el Puerto de Rawson. Según la acusación fiscal, el 11 de septiembre conducía un automóvil a excesiva velocidad y bajo los efectos del alcohol, como fue comprobado a través de la prueba de sangre correspondiente. En ese contexto protagonizó un choque contra un automóvil donde viajaba Hortensia Novoa, quien falleció como consecuencia del impacto.

La audiencia de control de la detención para revisar la prisión domiciliaria de Delgado Camy fue pedida por su abogado defensor Matías Cimadevilla.

El imputado seguirá sometido al proceso judicial que investiga el Ministerio Público Fiscal a través del fiscal general Osvaldo Heiber. La instancia procesal no cuenta todavía con la pericia de accidentología vial, clave para dilucidar las responsabilidades legales en el accidente.

En su momento el abogado defensor de Delgado Camy resaltó que el accidente se produjo en un sector donde estaba permitido el sobrepaso. El imputado, mientras tanto, reconoció que se conducía estimativamente a unos 140 kilómetros por hora al volante de su BMW, pero que se encontró con el auto en el que circulaban las víctimas, “prácticamente detenido”.

Los fiscales calificaron el caso como “homicidio culposo agravado”, lo que prevé una pena mínima de cuatro años de prisión de cumplimiento efectivo. En la investigación consta que dos testigos aseveraron que Delgado Camy conducía a gran velocidad y de manera temeraria, según los fiscales del caso.

La familia de la víctima estuvo representada en la audiencia realizada en la Oficina Judicial de Rawson, por los abogados Pablo Sahagun y Jorge Yuseff.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico