Dejó su auto en una vivienda de Km 8 y se lo desguazaron

Un hombre denunció en la comisaría del barrio Don Bosco que el 8 de agosto dejó su Fiat Siena azul en una casa del sector 150 Viviendas y que cuando lo fue a buscar el domingo a la mañana le dijeron que ahí no tenía nada. Los hombres que salieron desde el interior, a quienes conoce, comenzaron a golpearlo con un palo y al introducirlo en la vivienda a golpes, una mujer le apuntó con un arma de fuego diciéndole que lo iba a matar porque "a mí nadie me hace nada". La Policía ayer encontró partes del automóvil que habría sido desarmado por completo.

Ayer a la mañana la Policía del barrio Don Bosco, bajo las órdenes del comisario Alexis López, allanó la vivienda de Mariela Alejandra Nahuelmir en Los Arrayanes 31 del sector 150 Viviendas de Kilómetro 8 con la anuencia del juez Miguel Caviglia. Buscaban un automóvil que un hombre había dejado en el lugar y que según denunció se lo estaban reteniendo, pero la Policía solo encontró partes del Fiat Siena.

La víctima, -D.G.-, había denunciado en la comisaría el domingo a la noche que cuando fue a esa vivienda por la mañana a buscar su automóvil, dominio ISO 338 que había dejado en el lugar el jueves 8 de agosto, los ocupantes de la propiedad lo echaron, negándole que alguna vez hubiera dejado allí algo de su propiedad.

El hombre –residente del barrio Pietrobelli- había dejado su automóvil en esa vivienda luego de ayudar a uno de los integrantes de la casa en un desperfecto mecánico. Pero cuando fue a buscar el automóvil azul -vidrios polarizados, con dos llantas deportivas traseras- del cual es titular, Alexis Aguilar -a quien conocía- le dijo que allí él no tenía nada.

“Me dice que no me lo va a dar; que yo no tenía nada ahí; luego se quiere meter a la casa y le digo que me devuelva el auto. Ahí sale otro pibe de nombre Fabián (no sé el apellido), que agarra y me pega con un palo en la espalda. Me defiendo y ahí viene Alexis y me pega en la cara con algo… no sé bien con qué, pero era algo duro. Me sigo defendiendo agarrándolo a Alexis. Ahí, cuando estamos forcejeando, caemos al piso y cuando estamos peleando siento una patada en la cara. Cuando miro para ver quién era, veo que era la madre de Alexis, la señora Alejandra Nahuelmir; ella tenía un arma en la mano” declaró la víctima en la comisaría.

Según la denuncia del hombre a la que accedió El Patagónico, “Brian, hermano de Alexis, y otro pibe de pelo largo que no sé quién era, me arrastran para el patio, me siguen pegando y en un momento esta señora, Alejandra, me apunta en la cabeza con el arma”.

El denunciante dijo que Nahuelmir -la mujer que se hizo conocida públicamente por haber denunciado al ex titular del IPV, Abel Reyna- le expresó que lo iba a matar “porque a ella nadie le hace nada”. El damnificado contó a la Policía que fue duramente golpeado, hasta que pudo huir.

“Cuando salgo corriendo, Brian junto a Fabián me salen a perseguir en la moto con un hacha, hasta que me dejaron de seguir. Después de esto me subí a un colectivo y me fui hasta el hospital”, relató sobre su pesadilla en Km 8.

En el nosocomio esperó 4 horas hasta que lo atendieran y luego radicó la denuncia. “Yo ahora quiero recuperar mi auto porque además de ser mío, adentro tengo un bolso con ropa y herramientas de trabajo”, le insistió al oficial.

Sin embargo, ayer cuando la Policía fue a buscar el automóvil con la orden del juez, encontró solamente autopartes del mismo.

PARTES DEL SIENA

La Policía informó que la misma propietaria de la vivienda, Nahuelmir, les entregó una caja de herramientas negra de plástico conteniendo en su interior herramientas varias, entre ellas llaves y destornilladores, cuatro faros traseros rojos, dos ópticas delanteras transparentes que presentaban vestigios de color azul, una guantera completa negra y gris, tres apoya brazos de un rodado oscuro, un tablero de vehículo negro conteniendo tres indicadores, una parte plástica que reviste el interior de una puerta de un rodado, una caja de herramientas de plástico con llaves tubo y mangos de fuerza de distintas medidas.

También secuestraron dos espirales negros, dos amortiguadores negros, un conector y un soporte de bobina, una prensa de aro de acero inoxidable, un elemento metálico gris en forma de “U”, dos tapas plásticas negro; una tapa plástica negra, un motor de arranque color gris, una tapa superior de volante de plástico, un inyector de color gris, una tapa metálica de carter negro, y un electro ventilador marca Bosch negro, así como un panel de bajo luneta negro, con dos parlantes colocados, uno en cada extremo.

En el caso que se investiga como retención indebida, amenazas con arma de fuego y lesiones leves, tomó intervención el Ministerio Público Fiscal.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico