Del 15 al 18 de enero se desarrollará la Fiesta Nacional de la Esquila

Río Mayo es sede de la edición nacional que en 2015 cumple 3 décadas. Durante la fiesta se realizarán pruebas de esquila en diferentes categorías, además de números de destreza gaucha. El intendente Gabriel Salazar destacó las inversiones realizadas por el Estado provincial para que Río Mayo esté preparada para recibir a los visitantes.

El Festival Nacional de la Esquila es en Río Mayo. Una fiesta bien patagónica que convoca a espectadores de varios pueblos de la región, localidades llenas de historias de pioneros que merecen ser conocidas y muy cerca de la frontera con Chile, con el que hay lazos muy firmes.

La localidad chubutense se encuentra a tan solo 279 kilómetros de Comodoro Rivadavia. Para llegar, se toma la ruta 26 y pasando Sarmiento y luego la 40 hasta llegar a Río Mayo.

Cabe destacar que la importancia de la fiesta está dada en que la principal riqueza de la localidad se encuentra en su medio rural, donde los establecimientos ganaderos se ocupan de la cría de ganado ovino. La raza merino es la más cotizada y el departamento Río Senguer es el mayor y mejor productor de lana de Sudamérica.

En esta celebración el principal evento es la competencia entre esquiladores. Los mismos también compiten en clasificar y embalar la lana. Desde 2001 se incorporaron innovaciones que enriquecen al evento, como la esquila del guanaco, que es desarrollada por especialistas del Proyecto Guenguel, o el hilado de la lana a la vista del público asistente.

Además de shows musicales de primer nivel, se puede disfrutar de la gran jineteada que cuenta con categorías de Gurupa Surera, Crina Limpia y Doma con Bastos y Ensimera. La degustación de platos típicos de la zona es otra de las principales atracciones de esta celebración anual.

En el último día de festejos desfilan distintas delegaciones gauchas, que concursan por la mejor soga, chapeado, y mejor caballo, culminan las competencias de doma y esquila y al caer la tarde se entregan los premios y se cierra el festival con un gran baile popular.

Con estas actividades los visitantes tienen la oportunidad de tomar contacto directo con el mundo rural, y las riquezas de la tradición y el folklore de la región.

PRESENTACION

Este año la Casa del Chubut en Buenos Aires fue sede del lanzamiento oficial de la fiesta que tendrá lugar entre el 15 y el 18 de enero de 2015.

El acto contó también con la presencia de la directora general de Relaciones Institucionales de la Secretaría de Turismo del Chubut, Ana Stingl, en representación del titular de la cartera, Carlos Zonza Nigro, y la directora de Turismo riomayense, Norma Masquiarán.

Durante la presentación, el intendente Salazar destacó que “para que Río Mayo esté a la altura de estas tres décadas del Festival desde la gestión del gobernador Martín Buzzi se realizaron fuertes inversiones en infraestructura”, detallando que “ya estamos conectados con el norte de Santa Cruz por la ruta 40, se destinaron recursos al predio donde se realiza la fiesta y vamos a poder inaugurar un museo de la esquila”.

“Esta es una fiesta que pone en valor el trabajo del hombre de campo”, indicó Salazar, agregando que “durante estas tres décadas el pueblo tuvo altos y bajos, pero la fiesta nunca paró de crecer”. Para esta edición, anunció que “habrá una programación de espectáculos de primerísima calidad, con números folklóricos de artistas locales, y otros de renombre nacional e internacional como Marcela Morelo o el dúo Pimpinela”.

Por su parte, la directora general de Relaciones Institucionales de la Secretaría de Turismo del Chubut, Ana Stingl, manifestó que “es un orgullo representar al secretario Carlos Zonza Nigro en esta ocasión, donde estamos acompañando una vez más a una localidad de nuestra provincia para que pueda mostrarse y, así, contribuir a que su fiesta local crezca y cada vez llegue más gente”.

Stingl destacó que “hoy le toca a Río Mayo, pero desde la gestión estamos junto a cada uno de los pueblos y ciudades de nuestra provincia, aportando para que el turismo se convierta en un motor de desarrollo”.

“El Festival Nacional de la Esquila es algo emblemático de Río Mayo, una fiesta bien patagónica, algo que no podría hacerse en ninguna otra región”, señaló, al tiempo que recordó que “Río Mayo está en un lugar privilegiado aunque poco conocido de nuestra Ruta Nacional 40, en una región de pueblos llenos de historias de pioneros que merecen ser conocidas, y muy cerca de la frontera con Chile, con el que hay lazos muy firmes en todos los niveles”.

En la presentación también estuvo presente Miguel Uribe, presidente de la primera Fiesta de la Esquila desarrollada a principios de la década de los 80. Emocionado, Uribe recordó que “lo que empezamos como una jineteada entre paisanos del lugar fue creciendo hasta convertirse en esto que estamos presentando en Buenos Aires gracias al apoyo de la Provincia.

“Es muy bueno que la gente joven haya tomado la posta. Esto es lo que permitió que la fiesta creciera durante tres décadas y lo que va a permitir que siga creciendo”, dijo.

MAS RAZONES PARA VISITAR RIO MAYO

Sin dudas la localidad reúne la mayor cantidad de turismo durante la fiesta, pero para el que se lo proponga puede ser un destino ideal para quienes buscan la tranquilidad de los aires patagónicos. Enmarcada por el paisaje imponente de las mesetas, despliega tradiciones y costumbres que se contagian del entorno rural.

Sus paisajes agrestes, pueden ser disfrutados de diferentes maneras: aventura y adrenalina se encuentran en actividades como el trekking y el mountain bike; el turismo rural se abre paso entre las tareas rurales, la cocina regional y la maravillosa naturaleza: las mejores vistas panorámicas se obtienen desde el Mirador Atardeceres.

El pueblo está recorrido por el río Mayo, que surge de la unión de los ríos de montaña Guenguel y Chalía. Estos últimos se conocen como excelentes para la pesca con mosca y reciben gran cantidad de pescadores argentinos y extranjeros.

El turismo rural de estancias se ha incrementado y además de muy buen alojamiento ofrece a sus visitantes participar de las tareas habituales de campo en el medio natural. El asado patagónico es uno de los principales privilegios gastronómicos de la vida en estos establecimientos. 

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico