Del Potro lució como se esperaba y Nalbandian perdió sorpresivamente

El unquillense tuvo una actuación irregular y perdió ante el taiwanés Lu, quien estuvo atento para aprovechar cada error e imponer su gran estado físico. También fue eliminado Dabul.

Melbourne, Australia (Télam)
Juan Martín Del Potro, el número uno del tenis argentino, no mostró fisuras para vencer al alemán Florian Mayer y avanzar a la tercera ronda del abierto de Australia, mientras que su compatriota David Nalbandian sufrió una caída inesperada, y también fue eliminado Brian Dabul.
Del Potro, nacido en Tandil y ubicado en el sexto puesto del ranking mundial de la ATP, lució impecable y le ganó claramente por 6-1, 7-5 y 6-2 al alemán Mayer (450), un tenista que volvió a jugar sobre el final del año pasado luego de haber estado mucho tiempo al margen del circuito por una lesión.
El argentino, campeón este año del ATP de Auckland (le ganó el último sábado la final al estadounidense Sam Querrey), había vencido en la ronda inicial al alemán Mischa Zverev (81) y su próximo rival en el primer Grand Slam del año será el luxemburgués Gilles Muller (87), verdugo de la promesa local Bernard Tomic (768) por 3-6, 6-1, 6-4 y 6-2.
Del Potro generó la única alegría de la jornada para el tenis argentino, ya que previamente habían perdido Nalbandian (11) frente al taiwanés Yen Hsun Lu (61) por 6-4, 5-7, 4-6, 6-4 y 6-2, y Brian Dabul (100) ante el checo Thomas Berdych (21) por 6-1, 6-1 y 6-3.
Con su triunfo sobre el teutón Mayer, el tandilense de 20 años superó su mejor actuación en Australia, puesto que anteriormente había perdido dos veces en la segunda ronda: en 2008 ante el español David Ferrer y en 2007 frente al chileno Fernando González.
Si bien Del Potro tenía un antecedente desfavorable ante Mayer, con quien había perdido en el abierto de Stuttgart en 2006, cuando tenía 17 años, ayer impuso su mejor momento y le bastó con la potencia de su saque y la precisión de su derecha para llevarse un triunfo cómodo que le permite mantener viva su ilusión.
En cuanto a Nalbandian, su actuación fue lo suficientemente irregular como para perder ante el taiwanés Lu, quien estuvo atento para aprovechar cada error e imponer su gran estado físico para redondear una victoria que recordará por mucho tiempo.
El argentino venía de ser campeón el sábado pasado en Sydney (venció en la final al finlandés Jarkko Nieminen) y en Melbourne superó en la ronda inicial al duro francés Marc Gicquel (50), y además tenía un antecedente favorable sobre su rival de ayer, puesto que le había ganado en el ATP de Beijing 2004.
Sin embargo, todos esos avales que mostraba en lo previo no lo ayudaron y así Nalbandian concretó su peor actuación en las últimas cuatro ediciones del abierto australiano.
El cordobés nacido en Unquillo fue semifinalista en 2006 (perdió en el suizo Roger Federer), hizo octavos de final en 2007 (cayó ante el alemán Tommy Haas) y llegó hasta tercera ronda en 2008 (lo superó el español Juan Carlos Ferrero), y este año esperaba ir más lejos.
La otra derrota, la del “zurdo” Dabul, era previsible, ya que era más que difícil el checo Berdych, un tenista que si está en un buen día le gana a cualquiera de los mejores.
Dabul había vencido en la ronda inicial al alemán Philipp Petzschner (63) y se lleva una buena sensación de su paso por Australia tras la derrota de ayer, además de haber ganado valiosos puntos para mejorar su ranking que le aseguran ingresar a los próximos torneos directamente y sin jugar clasificaciones.
Los otros dos argentinos que siguen en carrera, Guillermo Cañas y Gisela Dulko, jugaban esta madrugada ante el chileno González y la estadounidense Serena Williams.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico