Denuncia que no la contrataron por posar para una revista erótica

La ciclista belga Tara Gins compitió durante muchos años en el circuito internacional y en los últimos meses tenía previsto convertirse en directora deportiva de un equipo profesional. 

En paralelo, la pedalista de 30 años se dedicaba a modelar y participó de una producción fotográfica para un calendario de la revista erótica Playboy, lo que cambió radicalmente su carrera: luego de que sus fotografías se viralizaran, Gins ya no pudo firmar el contrato que tenía previsto, de acuerdo a lo que denunció la propia ciclista en sus redes sociales.

Durante casi cinco años y hasta 2020, Gins compitió como profesional para los equipos Lares-Waowdeals, Health Mate y Memorial Santos en el circuito de la UCI Women’s Continental.

Tras haber asumido como directora deportiva del equipo amateur S-Bikes Agu en su paías, su siguiente objetivo era asumir esa misma función en un equipo profesional masculino, pero los dueños consideraron que Gins había tenido un comportamiento "inapropiado" por posar para el calendario de Playboy.

“Tenía un acuerdo para empezar a trabajar en un equipo masculino, en el que entrenaría con jóvenes ciclistas y de élite", aseguró la ciclista en su cuenta de Instagram.

"Era algo que esperaba y que siempre había querido hacer, pero alguien ha creado un problema por una foto mía. No me importa que el trabajo se haya anulado. Probablemente sea lo mejor”, añadió Gins, que dejó en claro su rechazo a lo sucedido. “No quiero trabajar con quien no vea las capacidades que tengo. Al parecer, las fotos son inapropiadas, pero no le hacen daño a nadie”, completó la belga de 30 años.

Pero además de su última experiencia que le quitó la posibilidad de desempeñarse como directora de un equipo, Gins también denunció que a lo largo de su carrera había sufrido muchas situaciones de acoso.

“Ya he vivido muchas cosas negativas con los jefes de equipo o los masajistas. Una vez un mecánico se metió en la ducha conmigo después de un entrenamiento. Otra vez alguien del staff de un equipo me besó y lo tuve que apartar de mí”, reveló la deportista, que denunció además agresiones verbales por su aspecto físico. "Tuve comentarios muy inapropiados de los jefes de equipo sobre mi aspecto, sobre mi peso, sobre lo que no me harían si tuviera un aspecto diferente”

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico