Denuncia que policías golpearon a su hijo por una pelea de perros

Una habitante del barrio Ceferino Namuncurá denunció que cuatro policías golpearon salvajemente a su hijo el miércoles de la semana pasada en el patio de su casa, cuando intervinieron en una pelea de perros que se producía en la calle Soldado Almonacid al 1000. Relató que los policías forzaron el portón, diciendo que no necesitaban ninguna orden para hacerlo, y que agredieron a su hijo con trompadas y patadas. El joven terminó hospitalizado por los golpes que recibió en el suelo.

Claudia Navarrete denunció públicamente que el miércoles 30 de enero, alrededor de las 21, en su vivienda de Almonacid 1027 del barrio Ceferino Namuncurá, cuatro policías que aún no han sido identificados le pegaron salvajemente a su hijo de 17 años en el patio de la propiedad.

Todo comenzó cuando el perro de Navarrete se peleó con los de su vecino de la esquina y justo pasaba un patrullero. Los policías consultaron de quién era el perro y cuando los vecinos le señalaron su vivienda, “el patrullero da marcha atrás, mi hijo sale de la casa y se paran los cuatro policías afuera del portón y le dicen: ‘¿ese perro es tuyo?’”.

La mujer indicó que uno de los policías forcejeó el portón y que los cuatro efectivos ingresaron al patio.

Según el relato de la denunciante, cuando su hijo los increpó con un “vos para entrar a mi casa necesitas una orden”, el policía que forzó el portón le respondió: “yo no necesito ninguna orden”.

“Cuando el policía entró, le pegó una piña a mi hijo. Mi hijo cae al suelo y entran los cuatro. Dos se quedaron en el portón tapando, mientras otros dos lo estaban pateando a mi hijo”, narró.

Según la mujer, “le golpearon el rostro, la espalda y más la cara. Tengo fotos, testigos. Esa noche me fui al hospital, lo revisaron”. Señaló que radicó la denuncia en la Fiscalía y que ahora tiene que esperar 15 días para que traten de identificar a los policías abusadores.

“Quiero justicia porque no es justo lo que le hicieron a mi hijo porque no estaba haciendo nada”. La mujer reiteró: “vinieron y le pegaron. Dos taparon y dos le pegaron. Quiero justicia y que salga a la luz quién fue el que le pegó a mi hijo. Tengo miedo a que le hagan algo, que el mismo vecino que le haga algo porque lo amenazó de muerte a mi hijo” denunció Navarrete.

Desde el lunes comenzó a funcionar en la Defensa Pública, la Oficina de Violencia Institucional que tendrá a su cargo este tipo de denuncias en las que se ven involucrados agentes de seguridad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico