Denuncia que un chofer de colectivos la fracturó al aprisionarla con la puerta

Una mujer denunció ayer en la Seccional Cuarta que el chofer de la Línea 3 del interno 38 de Patagonia Argentina que conducía el jueves a las 20:30, le provocó una fractura de coxis cuando se disponía a bajar con su hija de 6 años y su hermana en la parada de Kennedy y Santa Clara. La damnificada relató que tocó el timbre y al abrirse la puerta de descenso trasera, el colectivo comenzó a circular pese a que la mujer se disponía a bajar a la niña, por lo que tuvo que arrojarle la nena a los brazos de su hermana y ella quedó apretada entre las puertas. Sostuvo que el chofer recorrió media cuadra mientras los pasajeros gritaban.

Ayer a la madrugada, M.N. –este diario resguarda la identidad de la víctima- se presentó en la Comisaría Cuarta a denunciar que a las 20:30 del jueves, cuando viajaba en un colectivo de la línea 3, interno 38 de la empresa Patagonia Argentina, sufrió lesiones graves al quedar atrapada en la puerta de descenso de la unidad.

La mujer dijo que viajaba con su hija de 6 años y su hermana de 27, y que al llegar a la parada de Kennedy y Santa Clara tocaron el timbre para que el chofer detuviera la marcha y pudieran descender.

Al frenar el colectivo la mujer describió que descendió en primer lugar su hermana, y que le estaba pasando su hija a ella cuando el chofer comenzó a darle marcha al colectivo. La joven quedó en el último escalón, por lo que tuvo que arrojarle su hija a su hermana.

Al mismo instante que empezó a circular el colectivo, el chofer cerró la puerta trasera y aprisionó a la mujer. Recorrió así media cuadra, mientras los pasajeros le gritaban y golpeaban los vidrios para que frenara el colectivo y abriera la puerta trasera.

Según la denunciante, el chofer recién detuvo la marcha a varios metros de la parada y cuando abrió la puerta, automáticamente aceleró y se alejó del lugar. La mujer dijo que el colectivero en ningún momento se interesó por su estado de salud, o si se encontraba bien.

La denunciante, al ver que su hija asustada por la situación, la abrazó y se fue a su vivienda. Luego se dirigió a la empresa Patagonia Argentina de avenida Congreso en donde no le dieron información.

Posteriormente se dirigió al Hospital Regional en donde le constataron lesiones graves por fractura de coxis. De ese modo, fue derivada urgente a un traumatólogo para continuar estudios y determinar el tiempo de recuperación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico