Denuncian golpiza policial a un joven tras una detención

Los padres de Carlos Pintos, detenido el sábado a la mañana por una presunta resistencia a la autoridad y portación de arma de fuego, denunciaron ante el Ministerio Público Fiscal que su hijo fue ferozmente golpeado en cabeza y el rostro por policías que pertenecerían a la Seccional Primera. El joven está internado en una clínica privada.

 Carlos Pintos, de 18 años, permanece internado en la Clínica del Valle, con su rostro inflamado luego de haber sido golpeado por policías de la Seccional Primera tras una detención, según denuncian sus padres.

Pintos fue detenido el sábado a las 8 por presunta resistencia a la autoridad y tenencia de arma de fuego, en Bella Vista Sur luego de protagonizar junto a otros tres jóvenes una huida de la policía desde el complejo Las Torres a bordo de un Chevrolet Corsa.

Claudia, la madre de Carlos se hizo presente ayer junto a su marido en la redacción de Diario Patagónico luego de haber realizado la denuncia en el Ministerio Público Fiscal por apremios ilegales, con el asesoramiento del abogado Leopoldo Puricelli.

La mujer contó que Carlos había ido al cumpleaños de un amigo con el que se movilizaba en un Chevrolet Corsa luego de pasar a dejarle su auto a ella. “Cuando van por la ruta, los intercepta un móvil policial, piensan que ellos eran los que estaban haciendo disturbios en la plaza de Las Torres. Ellos nada que ver, son pibes sanos, ellos al ver al patrullero salieron corriendo (a bordo del auto), se asustaron, la policía hace la voz de alto y no se detienen, los comienzan a perseguir hasta el Bella Vista Sur hasta que se dan contra un cerro”, relató la madre de Pintos.

El vehículo que continuó la huida luego del choque quedó al borde de un barranco. Allí, según denunció públicamente Claudia, “los bajan a los cuatro ocupantes y al que más le pegaron fue a mi hijo. Yo como madre quiero que se haga público, porque así como le pasó a Carlos, le puede pasar a muchos chicos más. A veces los padres, por temor no hacen nada”.

“Se ensañaron con él y me lo desmayaron a golpes”, reclamó la madre del joven. También sostuvo que no tenían ningún arma.

Uno de los jóvenes estaría en condiciones de reconocer a los cuatro policías que actuaron en la detención ya que lo hicieron a rostro descubierto, señaló.

La madre de Pintos dice que lo golpearon con puños y pies, “él pierde el conocimiento y así se lo llevan a la comisaría”.

“Estaba

irreconocible”

Según pudieron averiguar sus padres, Carlos se habría desvanecido en la comisaría por lo que policías lo llevaron al Hospital Regional. “Dicen que se había golpeado” y que al médico de guardia en el hospital le habría llamado la atención de que se haya golpeado solo, indicó.

Cuando Claudia lo vio en la Oficina Judicial, en el control de detención, “estaba irreconocible” y por eso la situación no la dejará pasar. “Ellos no son quién para maltratar a un chico, mi hijo es sano y casi pierde la vida. Yo no voy a parar, quiero que se haga justicia con lo que le hicieron a mi hijo, se estaba preparando para rendir examen para ir a la Universidad, no habla, está dormido”, dimensionó.

“Si me lo mataban, ¿quién me lo devuelve a mi hijo? Yo no voy a parar hasta que esto no se resuelva. Yo sé qué clase de hijo crié sino no haría pública la denuncia, quiero que esto no quede impune”, sostuvo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico