Denuncian que el hijo de Peralta cobra sin trabajar

Matías Peralta, hijo del gobernador de Santa Cruz, mantiene dos empleos con altos salarios, uno como empleado de una entidad de la provincia y el otro en un banco privado. Hay denuncias de que no asiste a trabajar.

Una fuerte polémica vuelve a poner en el centro de la escena al Gobierno de Santa Cruz. Matías Peralta, hijo del gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, mantiene dos empleos con altos salarios, uno como empleado de una entidad de la provincia y el otro en un banco privado.

Quedó plasmado en el expediente 955557/12 el pase que el ministro de Salud de Santa Cruz, Daniel Jorge Peralta, otorgó a Matías Peralta del hospital Regional Río Gallegos a la Casa de Santa Cruz. Fue en septiembre del año pasado.

Desde esa fecha, el hijo del gobernador se desempeña como empleado en esa dependencia administrativa de la provincia. Sin embargo, simultáneamente, Matías Peralta cobra un sueldo en el Banco de San Juan SA, dueño del Banco Santa Cruz. Según fuentes del mercado, cobraría alrededor de 20.000 pesos.

El pase del Hospital de Río Gallegos a la Casa de Santa Cruz – donde fuentes internas dijeron pidiendo reserva de su identidad que el hijo de Peralta no asiste a trabajar- despertó una fuerte polémica dentro del hospital de Río Gallegos ya que en los últimos años el sistema de salud provincial viene sufriendo un fuerte declive. “No hay gasas, equipamiento, los turnos son eternos y la provincia le paga un sueldo de casi 18.000 pesos al hijo del gobernador, realmente es vergonzoso”, razonó un delegado sindical del hospital.

El doble rol de Matías Peralta, cobrando en dos reparticiones (una pública y otra privada), choca con el discurso del gobernador quien cuestiona a La Cámpora por el desempeño de algunos de sus militantes en entes estatales. Denuncias indican que en una no trabaja.

Hace poco más de un mes, el gobernador sostuvo que “a los pibes de La Cámpora, yo no los puedo aconsejar porque algunos son más chicos que mis hijos y apenitas más grandes que mis nietos. Pero la construcción política se hace desde la militancia y no montado a las estructuras que lo único que hacen es ponerle guita en los bolsillos y después nos vienen a hablar de democracia a nosotros”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico