Denuncian que la Dirección del Regional "sitió" los pasillos

Trabajadores afiliados al SISAP denunciaron destratos, persecución laboral y atropellos por parte del director del centro asistencial, Eduardo Wasserman, y de la titular del Área Programática Sur del Ministerio de Salud, Miryám Monasterolo.

El Sindicato de Salud Pública (SISAP) llevó a cabo un paro en los centros asistenciales de Chubut durante el jueves y viernes. La medida de fuerza se realizó para exigir el pago de las deudas que mantiene el Gobierno provincial con los trabajadores de la Salud.

En ese marco, los empleados de la administración pública denunciaron destrato, persecución laboral y atropellos por parte del director del centro asistencial, Eduardo Wasserman, y de la titular del Área Programática Sur del Ministerio de Salud de Chubut, Miryám Monasterolo.

“La dirección del Hospital Regional de Comodoro a cargo del odontólogo Eduardo Wasserman y su par del Área Programática, Miryám Monasterolo, no paran de ser noticia. Ahora decidieron sitiar los pasillos y servicios del Hospital Regional de Comodoro, en lo que representa un claro ataque a las libertades laborales de las y los trabajadores que se encuentran vigilados por efectivos de la policía provincial que comanda el ministro (de Seguridad, Federico) Massoni”, sostiene el SISAP a través de un comunicado.

“Recordemos que tanto Waserman como Monasterolo, representantes y excandidatos del PJ Frente de Todos/ChuSoTo, no han tenido empacho en maltratar y hostigar cada vez que pudieron a la primera línea de salud”, cuestionaron.

En el último día de paro, los trabajadores cuestionaron la presencia policial en el centro asistencial. “Es una situación ilegal que representa un ataque más a las y los trabajadores. En diálogo con ellos, manifestaron su preocupación y malestar por lo que consideran es un atropello más por parte de las autoridades del hospital. Cabe recordar que en la provincia de Chubut se encuentra en vigencia desde el año 2013 la Ley Provincial contra el maltrato y la erradicación de la violencia en el ámbito público laboral”, subrayaron.

“Una vez más, el gobierno de (Mariano) Arcioni, sus funcionarios y autoridades obsecuentes intentan tapar la crítica situación que atraviesa el hospital por falta de inversión. Un verdadero desprecio por la tarea que los trabajadores de la salud vienen desarrollando sin descanso durante toda la pandemia”, aseguraron.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico