Denunciaron por falso testimonio a la médica del caso Villa

El abogado de la denunciante de Sebastián Villa presentó una denuncia por falso testimonio contra la médica que la habría atendido y constatado las lesiones de abuso.

La ginecóloga aseguró que no recuerda haber atendido a la víctima y que si hubiese constatado lesiones compatibles con abuso las habría dejado asentadas. Además, agregó que el examen ginecológico fue normal.

Sin embargo, en el medio del acto procesal, la profesional muteó el micrófono por momentos, luego apago la cámara y adujo que se le cortó la luz. Por estas situaciones, los abogados de la víctima decidieron denunciar a la profesional por falso testimonio.

Por otra parte, sumaron la denuncia de falsedad ideológica. Es que la médica señaló que pudo haber firmado ella la historia clínica, pero que probablemente fue otra la profesional que atendió a la mujer. Eso está prohibido y constituye un delito, de comprobarse.

La frase de la que se tomaron los letrados de la víctima, comandados por Roberto Castillo, fue pronunciada al comienzo de las declaraciones: “Atiendo a muchas mujeres. Lo que creo qué pasó acá es que la atendió otra profesional en ese momento y yo, luego, firmé el libro”.

Otro de los argumentos de los abogados para realizar la denuncia tiene que ver con lo que comentó la médica de su jornada laboral. Es que, según declaró este mediodía, los lunes trabaja en la guardia durante 24 horas. Justamente, la visita de la víctima al Penna, fue el lunes. Básicamente, los abogados creen que mintió deliberadamente.

Lo cierto es que el testimonio de la médica ginecóloga Renee Legrand era de los más esperados luego de que el viernes se excusara de declarar. Este lunes, habló frente a las fiscales de la UFI N°3 de Esteban Echeverría, Vanesa González y Verónica Pérez, que investigan al futbolista. Afirmó que “no recuerda si ella la atendió” porque “quizá firmo el certificado, pero la pudo haber atendido otra doctora”, y que también “no tiene la obligación de denunciar un abuso”.

“Dijo que si constata una lesión deja constancia y, recién ahí, se puede hablar de abuso. Y que éste no fue el caso”, revelaron fuentes con acceso al expediente a este medio. Cuando le mostraron lo que figura en la historia clínica y que lleva su firma que se trató de “un examen ginecologico normal, y que no encontraron nada en el reconocimiento médico de la paciente”. Casi en el final de su declaración, sorprendentemente, la especialista volvió a interrumpir su testimonio: afirmó que se le cortó la luz. La víctima contó que se atendió en la guardia del Penna al día siguiente del abuso denunciado.

Fuente: Infobae

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico