Denunciaron a médica de Trelew que ejercía con “matrículas falsas”

El fiscal de Estado, Jorge Miquelarena, presentó ayer en los Tribunales de Trelew una ampliación de la denuncia que días pasados realizó la Secretaría de Salud de la provincia en sede policial al detectar en una inspección “irregularidades en el ejercicio profesional de una persona que se atribuye la calidad de médico”, explicó.

En representación del Estado provincial, el fiscal Jorge Miquelarena solicitó al fiscal general, Alejandro Franco, se realice la “investigación correspondiente” al detectarse que una mujer que ejercía como médica en Trelew presentó “matrículas profesionales apócrifas», reveló.
En ese sentido Miquelarena explicó que “una (por las matrículas) pertenece a un oftalmólogo de la ciudad de Puerto Madryn, la que refiere ser de la provincia, y la otra nacional no existe. A partir de ahí se verá si también es apócrifo el título o no”, resaltó.
“Hicimos una ampliación a la denuncia que oportunamente hiciera en sede policial el inspector encargado de verificar el cumplimiento del ejercicio profesional, fiscalización que depende de la Secretaría de Salud de la provincia y por expreso pedido de la doctora (Graciela) Di Perna y del propio gobernador, ampliamos esa presentación”, dijo el fiscal de Estado ayer a la salida de Tribunales explicando que concretamente fueron presentados “los originales de las actas de inspección que se realizaron, alguna documentación que habría firmado esta persona y pedirle al fiscal (general, Alejandro) Franco que se haga la investigación correspondiente».

CONTROL Y PRESENCIA DEL ESTADO
En este marco Miquelarena resaltó que «la fiscalización» en todos los ámbitos del Estado ya sea en salud, como educación o justicia «son prioridades del Gobierno» de modo que «se será implacable» al comprobarse irregularidades.
Al ser consultado respecto a detalles del caso, el fiscal de Estado dijo que la mujer se desempeñaba en Trelew «en clínica médica en el sector privado», sostuvo en referencia a cuál era su especialidad.
«Nosotros tenemos alguna data pero será materia de investigación de la propia Fiscalía que pedirá seguramente el secuestro de alguna documentación para poder certificar desde qué fecha esta persona estaba ejerciendo», respondió Miquelarena ante consultas periodísticas.
«Lo que nosotros sí podemos aseverar en estos momentos es que las matrículas a las cuales hace referencia son apócrifas», subrayó.

POSIBLES DELITOS
Al ser consultado respecto a frente a qué delito se estaría, el fiscal de Estado dijo que «en realidad estamos frente a la hipótesis del artículo 208 del Código Penal inciso 1º que prevé el ejercicio ilegal de la medicina, o sea quien ejerce el arte de curar sin estar habilitado para ello. Independientemente de que se tenga o no se tenga el título tiene que haber una habilitación de los colegios o de la autoridad de aplicación que en este caso es la Secretaría de Salud de la provincia».
«Si hablamos de la hipótesis de una persona que dice ser médico y no es médico y atiende, el paciente obviamente se ve estafado porque concurre a un lugar y paga una consulta para ser atendido por un profesional del arte de curar, no para una persona que no lo es, acá se constituye un engaño», explicó.
Asimismo agregó que «supongamos también hipotéticamente hablando que se hayan recetado psicofármacos, ahí ya estamos hablando de otro tema bastante más complicado porque encuadraría en el artículo 5º inciso E de la Ley 23.737, que es la Ley de Estupefacientes y que sanciona a quien receta psicofármacos sin estar facultado para ello.  Supongamos que también -continuó- se haya suscripto documentos públicos que sean falsos, entonces ahí estaríamos hablando de la hipótesis de la falsificación de documentos públicos».
Sintéticamente Miquelarena señaló que «en el transcurrir de la investigación se pueden llegar a dar distintas hipótesis o distintos tipos penales, pero esto es aventurado, nosotros lo que traemos es a conocimiento del hecho en función de la inspección que se hace y del contralor que se hace del ejercicio profesional desde la Secretaría de Salud, y después será materia de la investigación determinar si estamos frente a un tipo penal y a cuál de ellos», dijo y aclaró ante las consultas periodísticas que «prefiero reservarme tanto el nombre de la profesional como el nombre de la clínica porque eso es materia de investigación», concluyó.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico