Deportividad en la medida justa

Dimensiones y buena habitabilidad en un tres volúmenes que invita a pisar el acelerador, pero sin extremos desgastantes.

1| Pese al avance de los SUV, los sedanes siguen teniendo un importante número de adeptos. En el caso del A3 se ubica con un hermano menor del A4, en un equilibrio justo entre tamaño y habitabilidad.

2| En esta versión S Line, se apuesta a un estilo más deportivo definido por un diseño compacto con una trompa alargada, detalles cromados y llantas de aleación de 18”. El despeje menor respecto a la versión tradicional termina de caracterizar su personalidad. Otro detalle en ese sentido son los conjuntos ópticos de luces led. Algunos elementos, como el techo solar, son opcionales.

3| El interior refleja la calidad de un vehículo del segmento Premium con excelentes materiales y terminaciones. Siempre en un estilo sobrio y elegante, como caracteriza a la marca alemana, se despliega todo el panel de instrumentos y comandos. Difícil encontrar objeciones a la comodidad de las plazas delanteras. La butaca del conductor tiene buena sujeción y la posición de manejo ideal se logra gracias a las regulaciones de volante y asiento. Las plazas traseras son un tanto más restringidas pero con espacio suficiente para dos personas de porte normal. El baúl -un punto clave en un sedán- ofrece una capacidad de carga de 425 litros.

4| Está equipado con un motor naftero de 2 litros y 190CV acompañado con una caja S-tronic de siete marchas y doble embrague. Cuenta con función Sport y levas al volante.

5| Sus dimensiones y la respuesta del tándem motor/caja hace que sea un vehículo que pueda moverse sin problemas en la ciudad y sea ideal para el uso cotidiano. La dirección con asistencia eléctrica ayuda a maniobrar con facilidad en espacios reducidos. La suspensión está configurada con características de un vehículo con espíritu deportivo por lo que muestran cierta firmeza.

6| En ruta o autopista se confirma su toque deportivo con un motor entrega toda su potencia en un amplio rango. Satisface las necesidades de aquellos que quieren sentir el empuje del auto, pero sin sufrir en el físico el desgaste de deportivos extremos. La buena respuesta de la aceleración se siente desde las marchas bajas (acelera de 0 a 100km/h en menos de 8 segundos) y también en maniobras de sobrepaso (de 80km/h a 120 km/h requiere 5 segundos). La suspensión con esa dureza mencionada lo hace sentir firme en altas velocidades y curvas. La insonorización es muy buena, lo que redunda en un gran confort de marcha.

7| El consumo promedio ronda los 8 Lts/100 km. El sistema start & stop ayuda a lograr una registro de 11 litros en ciudad, pero el mejor desempeño se encuentra en ruta con menos de 6 litros para los 100 km

8| Los elementos de confort abundan como el Virtual Cockpit, el tablero digital en el que se puede elegir la información a destacar como, por ejemplo, el navegador. En la pantalla desplegable de 7” se despliega información y regulaciones del vehículo, la cámara de retroceso y otras funciones.

9| El equipamiento de seguridad es acorde a un vehículo de alta gama desde ESP e indicador de presión de neumáticos hasta siete airbags y numerosos controles.

10| El Audi A3 sedán S Line cuesta u$s64.000 y ofrece una garantía de 3 años o 90.000 km.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico