Desalojan la última casa usurpada por la familia Nieves en las 1311

El jefe de la Seccional Quinta, Pablo Naya, dirigió ayer un operativo de desalojo dictado por la Justicia en una vivienda ubicada en Patricios 1505 esquina Sargento García del barrio Isidro Quiroga, que había sido usurpada por integrantes de la familia Nieves. De esa manera, según la policía, se recuperaron todas las viviendas usurpadas por esta familia que protagonizaban enfrentamientos armados y conflictos en el sector.

Efectivos de la Seccional Quinta, con la colaboración del Grupo de Infantería y al mando del comisario Pablo Naya, quien había sido amenazado por una de las integrantes de los Nieves en un operativo anterior, lograron recuperar ayer al mediodía la última casa usurpada donde residían desde 2011 integrantes de esa familia.
Tanto el intendente Néstor Di Pierro como el gobernador Martín Buzzi ya habían “escrachado” a la familia Nieves por sus antecedentes policiales y por la usurpación de casas en el barrio Isidro Quiroga. Incluso, Di Pierro había pedido que la Justicia ordenara los desalojos.
En los últimos cinco años los Nieves se hicieron conocidos públicamente por estar implicados en las crónicas policiales. Ultimamente enfrentados con la familia Rodríguez en la calle Sargento García, pero en el 2010 cuando residían en la zona de Quintas del barrio Máximo Abásolo habían estado enfrentados en con las familias Bustamante y Almonacid, además de haber sido señalados de agredir a la policía.
Jorge Nieves está sindicado como uno de los más conflictivos de la familia, con una acumulación de causas que fueron archivadas por distintos motivos. También resultó imputado por el homicidio de Juan Carlos Cárdenas, ocurrido en 2009. Sin embargo, la defensa impugnó el fallo y Nieves fue absuelto por vencimiento del plazo razonable del proceso.
Con sus problemas en la Zona de Quintas y las represalias de grupos antagónicos, la familia abandonó ese lugar mudándose al  San Martín y también al Isidro Quiroga.

VIVIENDA DESTRUIDA
Ayer al mediodía la policía logró recuperar la última de las casas que mantenían usurpadas en ese último barrio tras haber sufrido anteriores desalojos en viviendas cercanas.
Durante el operativo de ayer no se encontraron armas, pero sí elementos que la policía presume que serían robados, entre ellos lavarropas, mesas y un televisor. Mientras, se sacaron las pertenencias de los Nieves en bolsas y fueron dejadas en la vereda para que sean trasladadas. A la vez, la Municipalidad dispuso de un camión para trasladar los muebles de los ocupantes adonde lo requirieran.
La vivienda fue recuperada y entregada a su propietaria. Tenía los vidrios y aberturas destrozadas y en el interior la policía se encontró con un gran deterioro.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico