Desde hace 20 días averiguan el paradero de tres tripulantes chinos

A partir de la información que suministrara la Prefectura Naval Argentina, la Justicia Federal abrió una causa y activó el protocolo de búsqueda para conocer el paradero de los tres tripulantes chinos que, hace 20 días, salieron del puerto de Comodoro Rivadavia y no regresaron. Si bien no están procesados y se llevaron sus documentaciones personales, no pueden salir del país si no es con el barco en el que llegaron.

La juez Federal Eva Parcio abrió una causa por averiguación de paradero con la que se activó el protocolo de búsqueda de tres marineros chinos que estaban alojados en los barcos “Lu Rong Yu 6.177” y “Lu Rong Yu 6.178”. Fue hace 20 días, a partir de la información que le suministrara Prefectura Naval Argentina, desde donde se le hizo saber que esas personas había salido del puerto comodorense en horas de la mañana pero no regresaron a las embarcaciones.
Al respecto, la magistrado le confirmó a Diario Patagónico que ninguno de ellos se encuentra procesado y si bien se ausentaron con sus documentaciones personales, no cuentan con la documentación pertinente para salir del país. Para salir del país deben hacerlo en el mismo barco en el que llegaron al puerto local.
En definitiva, los tres tripulantes que se ausentaron no tienen ningún tipo de restricción para circular por el territorio argentino, aunque no podrán salir de Argentina por cualquier otro medio que no sea por los barcos “Lu Rong Yu 6.177” y “Lu Rong Yu 6.178”, que desde el 25 de diciembre están amarrados en el  puerto de Comodoro Rivadavia y que arrastran una deuda diaria de 1.200 dólares en concepto de costos de su estadía en la terminal portuaria.
Con la apertura de la causa, lo que se busca es conocer la suerte que corrieron los tres extranjeros desde el día que salieron del muelle y no regresaron.

ABANDONADOS A SU SUERTE
Hay que recordar que los mencionados barcos de bandera china fueron capturados el 25 de diciembre por pescar ilegalmente dentro de las 200 millas del litoral marítimo argentino. La captura fue realizada por la tripulación del guardacostas “Thompson” de la Prefectura Naval, desde donde se debieron efectuar algunos disparos intimidatorios luego de que hicieran caso omiso y emprendiera una fuga de la cual finalmente desistieron.
Por esa actuación fueron procesados en libertad los dos capitanes, medida que fue recurrida por la defensa pública que los asiste y se encuentra en la Cámara Federal de Apelaciones.
El delito por el cual se los procesó es el de desobediencia y está enmarcado en los términos del artículo 239 del Código Penal de Nación. En él se fijan penas que van de los 15 días a un año de prisión, lo cual lo torna un delito excarcelable. Por ese motivo es que los capitanes chinos gozan de libertad y la única restricción que tienen es la de salir del país.
Por lo pronto se encuentran alojados, con otros 31 tripulantes, en los buques que todavía siguen amarrados en el puerto de Comodoro Rivadavia, prácticamente abandonados por la empresa armadora, la cual fue multada con 15.000.000 de pesos por parte de la Subsecretaría de Pesca de la Nación. A esa multa se le debe agregar la deuda que diariamente generan con el puerto de Comodoro Rivadavia, la cual es de 600 dólares por cada barco como antes se señaló.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico