Desde la Vecinal de Laprida sostienen que no hay inseguridad en el barrio

El dirigente vecinal Leandro Rementería afirmó a este diario: "no está considerado que haya inseguridad en Laprida". Lo planteó tras el pedido de reunión de un grupo de autoconvocados con autoridades policiales. Estos se reunieron con el comisario Ricardo Cerdá, quien afirmó que más allá de la preocupación, "los vecinos no han denunciado que tengan un incremento en hechos delictivos".

En la sede vecinal de Laprida la charla de ayer estuvo encabezada por su presidente Leandro Rementería, y acompañada por el intendente Carlos Linares; el jefe de la comisaría, Alexis López; integrantes de la comisión vecinal de Bella Vista Norte y de la Parroquia de Manantiales Behr.

En diálogo con este diario, el dirigente comentó que todos los meses se reúnen para tratar aspectos que hacen a la comunidad como futuras obras para que los vecinos no vuelvan a inundarse como pasó en el temporal de marzo y abril de 2017.

El tema de la seguridad tuvo su párrafo y el vecinalista aclaró que no hay problemas de inseguridad, en respuesta a la reunión paralela solicitada por un grupo de vecinos autoconvocados días después que se registrara el homicidio de Cristian Alejandro Rivera, en una vivienda de la calle Alaska.

El vecinalista remarcó que en lo que va del año hubo 14 robos aislados como arrebatos de teléfonos celulares o mochilas, pero que ni siquiera hay robos domiciliarios. “No está considerado que haya inseguridad en el barrio”, reiteró.

Mientras, los vecinos autoconvocados se juntaron en la Escuela Provincial 27. A la reunión concurrió el jefe de la Unidad Regional de Policía, Ricardo Cerdá. Se habló sobre cuestiones para mejorar la calidad de vida de los habitantes y situaciones de seguridad.

El jefe policial sostuvo: “algunas cuestiones se pueden resolver inmediatamente como la presencia en ingreso y egreso de la escuela en horas de la mañana y sobre eso ya se resolvió y dispuso presencia policial en horas de la mañana cuando el ingreso se hace prácticamente a oscuras”.

Los habitantes también consultaron sobre los espacios oscuros, terrenos baldíos y viviendas abandonadas. Para ello, “personal de Policía Comunitaria irá a asesorarlos para que ellos puedan gestionar por sí mismos. No fueron reclamos puntuales sino que en general se pidieron cosas que hacen a la mejor convivencia entre ellos”, puntualizó Cerdá.

También se prevé implementar distintas estrategias como alarmas comunitarias o grupos de WhatsApp.

El jefe policial sentenció: “los vecinos no han denunciado que tengan un incremento en hechos delictivos. Si bien padecen situaciones, hicieron mención a la ingesta de bebidas alcohólicas en la vía pública, como así también algunas cuestiones vinculadas a comercios que venden bebidas alcohólicas fuera del horario permitido. Si bien son cuestiones preventivas, si no se hace debidamente a tiempo pueden terminar en delitos”, advirtió.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico