Desde UTA habrían amenazado con "meter bala" al intendente

“Me vinieron a querer golpear y me amenazaron que me iban a meter bala”, aseguró el intendente de Río Gallegos Pablo Grasso, en referencia a un grupo de individuos que, con banderas y pancartas de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), protagonizaron en la mañana de este martes una fuerte manifestación frente al edificio central de la comuna, arrojando también una bengala y una cubierta al interior.

Grasso aseguró en declaraciones formulada a la FM Tiempo que no todos eran trabajadores y que los más exaltados constituían “la fuerza de choque del sindicato”.

Vale señalar que estos incidentes tienen relación con el conflicto laboral suscitado con la empresa de colectivos urbanos Maxia, a la cual el municipio capitalino le rescindió el contrato hace pocos meses y además, con intervención de la justicia, le expropió las unidades luego de confusas irregularidades en la prestación del servicio público.

“Son acciones de la vieja época del patoterismo sindical”, sostuvo el intendente, al dar cuenta que salió a “discutir con ellos por el maltrato a vecinos de la ciudad”.

“No son unas pobres personas que no atendemos”, remarcó en declaraciones al citado medio radial, añadiendo que “no sabe cuál es el pedido porque nosotros estamos pagando los salarios como corresponde”.

Por su parte, el diario digital Nuevo Día recogió el testimonio del secretario de Hacienda de la comuna, Diego Robles, quien aseguró que los referentes del gremio que en esa ciudad lidera Raúl Aguiera, no solo agredieron a Grasso sino también al personal municipal que estaba trabajando en el edificio.

Dijo que también le gritaron al intendente:”Gato renunciá porque te vamos a correr bala. Te vamos a quemar todo, te vamos a hacer mierda".

“No hay un reclamo, no hay un petitorio ni nada, por lo que uno tiene que buscar una cuestión de razón política u otro tipo de interés” sostuvo Robles.

FOTO: Tiempo Sur

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico