Desocupados desechan subsidios de municipio y exigen trabajo

Luego de rechazar las capacitaciones y los subsidios que venían recibiendo de la Municipalidad, los desocupados piden que las operadoras petroleras los incorporen bajo convenio colectivo. Amenazan con permanecer con el piquete sobre la ruta provincial 12 hasta que haya una respuesta de alguna gerencia de las operadoras de yacimiento.

Caleta Olivia (Agencia)
Durante gran parte de la jornada de ayer corrieron versiones acerca de que la Justicia Provincial determinaría alguna medida para despejar la vía que vincula a Caleta con la zona de yacimientos petroleros.
Pero ello no se produjo y al cierre de este informe periodístico se supo que sólo se había presentado -cerca del mediodía- una comisión policial para realizar un «acta de constatación» y observar el cuadro de situación, que luego se elevó al Poder Judicial.
Ya en horas de la mañana, podía observarse cierta tensión en la ruta provincial 12, cortada en el ingreso oeste de esta ciudad, con camionetas y camiones de gran porte varados a ambos lados del piquete, sobre el pavimento o las banquinas, en una jornada de brusco cambio de temperatura.
En un extremo estaba el grupo que responde al Polo Obrero liderado por Norma Villamayor, frente a los automotores detenidos que pugnaban por avanzar hacia los yacimientos. En tanto que la agrupación «Primero de Octubre», que tiene como principal referente a José Luis Miranda, dejaba pasar a los que regresaran de sus lugares de trabajo y a los automovilistas particulares.

YA NO QUIEREN LOS 800
Los desocupados, en asamblea permanente, deliberaron cómo continuar la protesta y resolvieron desechar completamente la oferta del Gobierno municipal del pago en dos cuotas de la subvención de la capacitación de 800 pesos mensuales. «Que se guarden la plata que nos deben. Ya no queremos esos subsidios, ahora queremos directamente los puestos de trabajo», aseveraron.
Pero ante la consulta sobre qué tipo de puestos exigen y dónde, la dirigente del Polo Obrero, Norma Villamayor, fue explícita: «las únicas que tienen los medios para darnos trabajo inmediato son las operadoras petroleras».
Es decir que, según ella, quieren que las empresas que tienen yacimientos en la zona los incorporen a su plantel, y «sobre todo a las mujeres, en remediación o en cualquier otro trabajo, inclusive en boca de pozo. ¿Por qué las compañeras no pueden hacer trabajo de boca de pozo? ¿Qué tan excepcional es ese trabajo que no lo pueden hacer ellas?», se preguntó la dirigente.
Villamayor alegó que el método de presionar con esta medida de fuerza a las operadoras, les dio resultados anteriormente. «Fuimos muchas veces a las gerencias de las empresas y gracias a esos reclamos, con movilizaciones y piquetes en Cañadón Seco, las operadoras dieron 13 millones de pesos al municipio de aportes extraordinarios para generar contención social», resumió.

TAMBIEN RENUNCIAN A CURSOS
Con respecto al curso de capacitación que estaban realizando de remediación ambiental y otros, a través de la Agencia de Intermediación Laboral, los desocupados dijeron que no lo van a continuar.
«¿Vamos a hacer un mes más de curso para que después nos deban dos meses?», se preguntó una mujer enfundada en una frazada, sentada con otras sobre neumáticos.
Un hombre del grupo, enfundado en un mameluco, se paseaba con un palo largo en el segmento del tránsito cercenado, atajando el paso de las camionetas que tenían inscripciones de empresas de servicios petroleros.
«Así que estamos como en el principio», definió Villamayor a la situación. «A medida que nos den respuesta estaremos modificando la medida», agregó.
Es más, manifestaron que se quedarán hasta que las gerencias o intermediarios de las operadoras Oxy, Repsol YPF y Pan American Energy se acerquen a ellos con una propuesta concreta de trabajo. «Ofrecemos nuestra fuerza de trabajo para que nos incluyan bajo convenio colectivo, con salarios familiares, basta de trabajar en negro y seguir en capacitaciones o en cooperativas», exclamó una desocupada.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico