Despiden al titular de Defensa del Consumidor

El Gobierno desplazó ayer de su cargo al subsecretario de Defensa del Consumidor, José Luis López, tras conocerse el inicio de una investigación judicial por un supuesto intento de coima contra funcionarios del área que habían ingresado a planta transitoria, en el último tramo de la gestión de Felisa Miceli al frente del Ministerio de Economía.

Buenos Aires (C)
La decisión fue adoptada por el ministro de Economía, Miguel Peirano, en consulta con el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, confiaron fuentes oficiales.
El titular del Palacio de Hacienda resolvió pedir la renuncia del jefe de ese sector después de conocer los detalles del inicio de una investigación judicial contra tres inspectores por supuesto cohecho. La instrucción de esa causa, según confirmaron las mismas fuentes de Economía, está a cargo de la juez en lo Criminal de Instrucción Alicia Mercedes Iermini.
Tras dar a conocer la decisión de Peirano, fuentes de Economía subrayaron que los tres empleados involucrados «no formaban parte de la planta permanente de personal».
La secuencia que terminó con la renuncia de López -un hombre identificado, en el mundo kirchnerista, con el polémico secretario de Comercio Interior- había comenzado el jueves cuando trascendió que tres inspectores de la Subsecretaría de Defensa del Consumidor habían sido detenidos en el barrio porteño de Caballito a partir de una denuncia realizada por un comerciante.
El comerciante, dueño de una panadería, aseguró que los inspectores, cuyos nombres no habían trascendido hasta anoche, le habían pedido una coima para evitar que se le labrara un acta.
La decisión de Peirano impactó también sobre el equipo de 27 inspectores que se había conformado durante la gestión de su antecesora Miceli para garantizar el cumplimiento de la Ley de Defensa del Consumidor. Ayer, fuentes de Economía informaron que la decisión del jefe de Hacienda era disolver ese equipo de trabajo.
El despido del subsecretario de Defensa del Consumidor se concretó en una medida rápida, apenas conocido el inicio de una causa judicial contra sus subordinados. Así, aunque con menor rango, el nombre de López se sumó al de otros funcionarios de mayor jerarquía que la Casa Rosada resolvió despedir cuando quedaron rozados por sospechas de corrupción.
Esa lista incluye al ex interventor del Enargas, Fulvio Madaro, y al ex titular de Fideicomisos Nación, Néstor Ulloa, ambos involucrados en el denominado caso Skanska; y a la ex ministro de Economía, Felisa Miceli, investigada por la Justicia por la aparición de una bolsa con dinero en su despacho del Palacio de Hacienda.
Esa lista terminó de engrosarse la semana pasada con la renuncia del titular del Organo de Control de Concesiones Viales (OCCOVI), Claudio Uberti, en rigor funcionario clave del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, a raíz de las derivaciones del escándalo del ciudadano venezolano que intentó ingresar al país un maletín cargado de 800 mil dólares sin declarar. 

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico