Después de pasar un mes en prisión volvió a ser detenida como sospechosa de otro robo

Hace quince días Micaela Ortellado abandonó la alcaidía policial del barrio Industrial después de cumplir un mes de prisión preventiva por su presunta participación en el robo a una tienda de la avenida Rivadavia, registrado a principios de marzo. El viernes a la mañana volvió a ser detenida. Ahora está sospechada de haber protagonizado un robo frustrado en la vivienda de una suboficial de la policía en Kilómetro 8. De acuerdo a la denuncia, fue atrapada antes de lograr huir con elementos. Hoy comparecerá ante la Justicia.

Micaela Ortellado, de 23 años, fue detenida por efectivos de la comisaría del barrio Don Bosco cuando el viernes a la mañana, según la denuncia, intentó robar en un domicilio de la calle Código al 2414 al 1.100 donde reside una cabo de la Policía del Chubut que se desempeña como personal administrativo en esa misma seccional.

Según precisaron fuentes oficiales a este diario, la suboficial se encontraba trabajando el viernes a las 11:45 cuando intentaron robar en su vivienda. Los vecinos dieron el alerta a la policía y cuando llegaron sorprendieron a Ortellado. También descubrieron que había una ventana violentada.

La sospechosa fue aprehendida cuando se encontraba en el interior de la vivienda con algunos elementos que había reunido. Así, fue trasladada a la comisaría en averiguación del delito de tentativa de robo y luego alojada en una celda de la Seccional Séptima, se informó.

Durante la mañana de hoy será sometida a la audiencia de control de detención y formalización de la investigación. Desde la Fiscalía se solicitará su prisión preventiva debido a que hace pocas semanas recuperó la libertad por otro delito en el que está siendo investigada.

Según esa imputación, durante la tarde-noche del domingo 5 de mazo ingresó junto a un hombre armado a la tienda “Virginia”, ubicada en avenida Rivadavia al 2.600. El propietario fue amenazado para que entregara el dinero de la caja y ropa.

La víctima intentó salir del local y pedir ayuda, pero se lo impidieron. Entonces los tres se trenzaron en lucha y el comerciante pudo inmovilizar a la mujer, en tanto su cómplice le apuntó con el arma, exigiéndole que la soltara.

Los gritos de pedido ayuda de la víctima alertaron a otros comerciantes y el ladrón abandonó a su suerte a Ortellado, que fue detenida por policías de la Seccional Cuarta. En relación a ese delito, la mujer recibió un mes de prisión preventiva que cumplió hasta el 7 de abril último.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico