Destacada participación de estudiantes de Comodoro

El equipo de la Escuela N° 704 logró una quinta mención mientras que los representantes del Instituto Austral de Enseñanza, medalla de bronce. Ambos establecimientos llevan más de 20 años como participantes activos de esta competencia.

Fiel a la trayectoria construida a lo largo de más de dos décadas, estudiantes de la Escuela Nº 704 de Biología Marina de Comodoro Rivadavia obtuvieron una quinta mención especial en la XXVIII Olimpiada Argentina de Biología, que se realizó en Córdoba el 26 y 27 de septiembre último.

En tanto, otro equipo comodorense del Instituto Austral de Enseñanza logró medalla de bronce.

En el caso de las alumnas de Biología Marina, Julia Aráoz Argüello, que cursa quinto año junto con Sara Mancuello y Abril Ariet Olmo, de cuarto, todas con tres años de trayectoria como participantes de estas competencia, conforman el equipo que participó en el Nivel II y que fue coordinado por la profesora Cecilia Calió.

Rindieron un examen teórico y dos prácticos (Etología y Anatomo-Fisiología del aparato excretor), logrando 5ta mención especial. Por tal distinción, fueron invitadas a participar de las etapas del proceso de selección y entrenamiento de los representantes argentinos en la 31° Olimpíada Internacional de Biología a realizarse en Japón en julio del próximo año, o la 14° Olimpíada Internacional de Biología en Costa Rica durante septiembre.

Ahora, las chicas continuarán su entrenamiento teórico-práctico en los laboratorios escolares con la colaboración del equipo docente de la institución y se sumarán profesionales de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco para brindar saberes en temáticas específicas, contó la jefa general de Enseñanza Práctica, Roxana Merlo.

CAMINO CONSTRUIDO

La escuela de Biología Marina cuenta con 23 generaciones de estudiantes que participaron desde 1996 en diferentes instancias de aprendizaje, y en ese extenso y fructífero recorrido obtuvieron grandes logros para la institución, para la provincia y para el país, tanto en los certámenes nacionales en Nivel I y II como internacionales.

Inició el recorrido la profesora Marta Oliva y se sumaron como docentes coordinadores los profesores Marcelo Ferreira -desde 1997 y hasta 2000- y Roxana Merlo -desde 1998 hasta 2013-. Luego, nuevos docentes sumaron su entusiasmo y conocimiento en la coordinación del equipo de la escuela: las profesoras Evangelina Galli y Ana Leiva, en Nivel I; y Cecilia Calió, en Nivel II, todas desempeñándose en este rol hasta la actualidad.

Orgullosa del compromiso demostrado por la comunidad educativa, la jefa general de Enseñanza Práctica mencionó como ejemplo de esa trayectoria algunos de los logros conseguidos en estos años.

Recordó a los estudiantes Eugenio Fernández y Ezequiel Juritz, en la Olimpíada Internacional de Biología Turquía 2000; Carolina Tealdi en Letonia 2002; Siria Polenta Obeid, Lucila Rodríguez Camarda y Anabella Farroni en Río Cuarto 2008 -medalla de oro- y Emanuel Maza, en Lima 2010.

“En 2018 los equipos de nivel I -Sara Mancuello, Abril Ariet Olmo y Samuel Mansilla- y de nivel II -Facundo Opazo, Cecilia Aguirre de la Cámara y Julia Araoz Argüello-, lograron en el certamen nacional, medallas de plata y de bronce respectivamente, lo cual permitió a Julia participar de la 1° instancia de preselección para la IBO Hungría 2019”, dijo Roxana Merlo.

INSTITUTO AUSTRAL

Junto con las chicas de Biología Marina, un equipo del Instituto Austral de Enseñanza integrado por tres alumnos de 6° año, Genaro Virgilio, Martín da Silva y Francisco Soria, lograron medalla de Bronce en el certamen nacional, acompañados por la coordinadora colegial, Carolina Choque.

Al igual que la 704, el Instituto también tiene una extensísima trayectoria en las Olimpíadas de Biología, en donde participa desde hace 23 años y que obtuvo importantes lauros en instancias nacionales, iberoamericanas -Emilio Kolomenski, medalla de Plata en Islas Canarias 2009, e Internacionales; Ramiro Arrechea Antelo, Taiwán 2011-.

“En muchas oportunidades gestionamos jornadas de entrenamiento conjunto de alumnos de los equipos de Biología Marina y del Instituto Austral de Enseñanza, lo cual favorece el intercambio de experiencias y el aprendizaje colaborativo de los alumnos, fortaleciendo lazos entre ellos y sus docentes. Valoramos el trabajo en equipo y el aprendizaje colaborativo, tanto de alumnos como de docentes que motivan, preparan y acompañan, nos llena de orgullo y satisfacción”, indicó Roxana Merlo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico