Detienen a cinco personas y secuestran 10 kilos de droga

Fueron siete los allanamientos que se efectuaron ayer desde las 7 hasta entrada la tarde en los barrios Juan XXIII, La Floresta, Moure y San Martín. Ese operativo permitió desbaratar una banda de proveedores de droga que operaba en Comodoro Rivadavia. Se secuestraron 10 ladrillos de marihuana, equivalente a unos 10 kilos de la droga, 200 gramos de cocaína, unos 200 mil pesos en efectivo, 11 armas de guerra de distintos calibres, 800 municiones y varios automóviles. Además, en uno de los lugares allanados, en Kennedy 3387, se clausuró un “vip” y se detuvo a un proxeneta que regenteaba a cuatro mujeres extranjeras.

En agosto de 2008, la División Drogas Peligrosas y Leyes Especiales de la Policía de Chubut dio un importante golpe contra el narcotráfico en el barrio Laprida, donde fueron incautados 8,6 kilos de marihuana y 1,1 kilo de cocaína. Ese operativo fue considerado entonces como el hallazgo de drogas más importante de los últimos siete años en Comodoro Rivadavia.
Sin embargo, la serie de allanamientos desarrollado ayer permitió dar otro importante golpe en la lucha contra las drogas, al incautar 10 ladrillos de marihuana equivalentes a unos 10 kilos de esa droga y unos 200 gramos de cocaína.
Comandado por el subcomisario Eduardo Alonso y la colaboración del Grupo Especial de Operaciones (GEOP) y la Brigada de Investigaciones, el operativo desarrollado ayer permitió detener a cinco personas que pertenecerían en primera instancia a un grupo de proveedores de marihuana y sustancias que distribuían en distintos puntos de Comodoro Rivadavia.
De los siete allanamientos que se realizaron ayer desde las 7, tres se efectuaron en el barrio La Floresta. Uno de ellos fue en una vivienda de calle La Pinta al 3.000, otro frente a esa casa -en un domicilio donde funciona una verdulería y multirrubro- y el restante en una vivienda de Las Orquídeas 1.322.
También se procedió a allanar un domicilio que está ubicado en el barrio Juan XXIII, en Kennedy 3.387, donde además de comercializarse droga, funcionaba un departamento “vip” que resultó clausurado por el municipio. A la vez se detuvo al proxeneta que regenteaba el lugar, donde trabajaban cuatro mujeres extranjeras que carecían de libreta sanitaria.
Los otros tres puntos donde se procedió a recabar pruebas fue en un domicilio de la calle Lecumberri, en el barrio Moure, en Sarmiento al 2.900 y en calle Los Alamos, en el barrio San Martín.
Todos esos procedimientos permitieron desbaratar a una banda de proveedores de marihuana, que -según comentaron fuentes oficiales- trabajaba en red con “punteros” que distribuían la droga en diversos barrios de Comodoro Rivadavia.
Durante los allanamientos que se fueron sucediendo a lo largo de la mañana, mediodía y tarde de ayer se secuestraron alrededor de 200 mil pesos en efectivo producto de la compra y venta de estupefacientes, 11 armas de guerra de distintos calibres y alrededor de 800 municiones, informaron las fuentes consultadas por Diario Patagónico.
Se secuestraron a la vez vehículos de importante valor en propiedad de los proveedores de sustancias y otros elementos que se anexarán a la causa.

DESTACAN EL TRABAJO  DE LA DIVISION DROGAS
Los allanamientos por parte de la Justicia Federal fueron realizados con la orden del juez subrogante Luis De Luca, del Juzgado Federal de Comodoro Rivadavia, que también tuvo activa participación en los procedimientos antinarcóticos que se desarrollaron días atrás en Puerto Deseado.
El subcomisario de la División Drogas Peligrosas y Leyes Especiales de la Policía de Chubut, Eduardo Alonso, con más de 12 años de experiencia en este tipo de procedimientos, destacó a este diario la entrega y dedicación de horas laborales que realizaron sus subordinados en la investigación que ayer dio sus primeros resultados.
El reducido grupo de Drogas Peligrosas comenzó a trabajar de lleno en este caso luego de realizar el histórico allanamiento en barrio Laprida hace poco más de cuatro meses.
Lo que hace loable en el ámbito policial la labor de estos hombres es que además de largas horas lejos de sus familias, incluso ponen a disposición del trabajo sus vehículos particulares.
Los cinco detenidos que se habían registrado hasta el cierre de esta edición, quedaron incomunicados y no trascendieron sus identidades. Fueron puestos a disposición del Juzgado Federal de Comodoro Rivadavia.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico