Detienen a tres delincuentes que asaltaron una financiera

La firma Crediario fue el lugar elegido por un grupo de delincuentes foráneos, con conexiones locales, para dar un nuevo golpe a mano armada y a cara descubierta. En el local de Alem al 700 había clientes y una mujer mayor intentó resistirse, pero por fortuna nadie salió herido. La policía capturó a tres de los ladrones. Recuperaron el botín y las armas. Hay un prófugo.

Unos minutos después de las 11 de ayer ingresaron tres individuos armados a la financiera Crediario, que está ubicada en Alem al 700, casi avenida Rivadavia. En el lugar había algunos clientes y los empleados.
Los asaltantes actuaron a cara descubierta y al igual que en los últimos asaltos que se produjeron con una metodología similar, también tenían acento norteño.
Según la información a la que accedió este medio, una de las mujeres que hacía sus trámites en la financiera habría intentado resistirse al asalto, pero los delincuentes le ordenaron que se arrojara al suelo, al igual que al resto de los rehenes.
Una vez que juntaron el dinero, unos 5.000 pesos, los asaltantes abandonaron en lugar y se fueron rumbo a calle Ameghino, donde los esperaba la movilidad. A esa hora andaba mucha gente por la zona y desde los locales vecinos alcanzaron a tomar algunas descripciones, las que les fueron aportadas a la policía.
En un primer momento el operativo cerrojo se centró con dirección a la parte céntrica; se buscaba por la avenida Alsina y las restantes arterias que conducen a la ruta. Toda la red policial fue alertada y salió en colaboración con los efectivos de la Seccional Segunda.

SOSPECHOSA  MANIOBRA
A todo esto, cuando un móvil de la Seccional Cuarta se dirigía a prestar ayuda, le llamó la atención la maniobra peligrosa que hizo un Ford Falcon dorado con vidrios polarizados y sin patente en la parte trasera.
Sin dudarlo salieron a perseguirlo, al tiempo que el resto de los patrulleros se dirigía a la misma zona para rodearlos.
El auto buscaba llegar por todos los atajos posibles al barrio Máximo Abásolo, pero la policía no los perdía de vista. A la zona ingresaron por Eva Duarte, Huergo y luego comenzaron a trepar hacia el cerro, pero en un momento dado el vehículo se detuvo y descendieron tres hombres armados, que comenzaron a correr mientras tiroteaban a la policía.
Uno de los balazos terminó en el móvil de Criminalística, aunque afortunadamente el proyectil no logró herir a ningún empleado policial.
El Falcon, en tanto, continuó su carrera alocada por entre las calles de tierra del Abásolo, pero ya no podía esconderse mucho más, dado que los efectivos de la Seccional Sexta ya sabían a quién pertenecía el auto y cortando camino terminaron atrapándolo cuando el delincuente intentaba esconderse en su casa.
Por otro lado, los que se bajaron y le disparaban a la policía se metieron en los patios de dos viviendas ubicadas en Los Duraznos al 1100, pero sólo uno logró darse a la fuga. En ambos patios redujeron a los dos restantes delincuentes, los que estaban armados: uno con una ametralladora de mano calibre 22 y su compinche con un 38.
A todo esto, en la guantera del Falcon (dominio U 052563) quedó el otro revólver calibre 38, un atado abierto de cigarrillos, gorros de lana y cuellos polares. El dinero también estaba en el auto, según se pudo saber.

LOS NOMBRES
El despliegue de la policía fue cinematográfico, prolijo y exitoso y más de 20 patrulleros participaron del operativo que terminó con la detención de los cordobeses René Armando Barrera (59) y Claudio David Rainaga (51), además del contacto local que aportó la movilidad, Carlos Daniel Bustamante (32). En tanto la policía continuaba trabajando ayer para dar con el cuarto integrante, aunque se logró recuperar la totalidad del dinero robado y tres armas de grueso calibre.
Cabe destacar que el personal de la Seccional Sexta que logró reducir a los asaltantes estaba compuesto por el sargento primero Almonacid, los oficiales Morales y Montesino, el cabo Guerrero y el agente Cifuentes.
Según los cruces de información que analizaban ayer los investigadores, la banda que cayó sería la misma que estuvo involucrada en los últimos asaltos a mano armada en esta ciudad, como el de la estación de servicio del 13 de Diciembre (el lunes a la noche) y el de un comercio de cortinas ubicado en Rawson y Alvear, ocurrido el miércoles a la noche.
Ahora las víctimas de esos asaltos, durante el reconocimiento que se hará, podrán confirmar si fueron estos los autores de los robos.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico