Detuvieron al presunto asesino de las 14 puñaladas 

Lo atraparon durante el allanamiento de su vivienda que realizó la Policía. Se trata de un sujeto que cumplía condena por homicidio con tobillera electrónica.

Con relación al homicidio cometido el miércoles entre los barrios Moreira y Vepam, este jueves se llevó a cabo una diligencia en el que el presunto autor del hecho fue detenido en su casa de la calle Cerro Centinella al 4000, informó Jornada.

Se trata de un sujeto que ya había cometido otro homicidio hace pocos años atrás y cumplía condena con una tobillera electrónica.

El trabajo hecho por la Policía se enmarca en la investigación relacionada con la muerte de Darío Miguel Haro, de 39 años, al que ultimaron de 14 puñaladas la madrugada del miércoles en la calle Viedma y Rio Pico de Trelew.

La víctima no veía de un ojo y la atacaron cruel y cobardemente hasta acabar con su vida, según se cree, entre al menos dos criminales. Es lo que publica hoy Radio Cadena 3.

El crimen ocurrió en la calle Río Pico, entre Viedma y Rifleros del Chubut de la ciudad de Trelew, momentos antes de las 3.30 de la madrugada de este miércoles.

Ahí, a un lado, en medio de un descampado hay un obrador cuyo sereno habría afirmado no haber escuchado nada, presuntamente porque se encontraba durmiendo, y del otro lado se encuentran unas viviendas en las que se interrogó a sus moradores, que también habrían coincidido con el vigilador al asegurar no haber oído nada que les hubiera llamado la atención.

Haro vivía con su familia por las inmediaciones y al ser asaltado por los criminales fue golpeado en distintas partes del cuerpo, además de haber recibido entre 12 y 14 puñaladas. Varias en la espalda, algunas en los brazos y dos en el costado izquierdo de su humanidad que habrían sido las letales.

Una patrulla policial respondiendo a un llamado que denunciaba que había una persona herida tirada en el medio de la calle Río Pico, acudió al lugar y lo encontró prácticamente fallecido. Aunque el óbito fue certificado minutos más tarde por una médica que llegó en la ambulancia del hospital público de la ciudad.

No se ha cumplido aún una semana de la balacera criminal en la que asesinaron de 4 tiros a un hombre e hirieron de 9 a su hermano mellizo al acribillarlos afuera de un almacén del barrio Progreso y ya ocurrió otro homicidio en Trelew.

Una hora antes, había ingresado al hospital una joven golpeada y con lastimaduras producidas por un cuchillo y la policía creyó que podía tener vinculación con el asesinato, pero después corroboró que se trataba de un caso aislado; el de un delincuente de 23 años que había agredido a su pareja de 19 en un hecho de violencia de genero por el que quedó detenido.

Por el crimen de Haro hasta estas últimas horas no había ningún sospechoso y tampoco, según afirmaban desde la investigación, se había encontrado algún testigo del hecho o alguien que hubiera escuchado algo. La policía cree que hay gente que vio y que por miedo no quiere atestiguarlo.

Lo que tendrían en claro es que al muchacho lo mataron en el lugar en donde momentos después encontraron su cuerpo y sospechan –o al menos no lo desestiman— que el móvil del crimen pudo haber sido el robo. La víctima no tomaba, iba a una iglesia evangélica, no se juntaba con cualquiera y dicen que cada vez que salía de su casa lo hacía en compañía de alguien de la familia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico