Detuvieron con un arma al hombre vinculado al "bunker" de las 1008 que era depósito de cosas robadas
Personal policial de la Seccional Quinta detuvo ayer por la madrugada a Cristian "El Cordobés" Herrera. Fue cuando los apuntó con un arma de fuego a los efectivos que quisieron identificarlo en los pasillos del 30 de Octubre. Herrera era buscado por un ataque armado y por estar sospechado de ser quien administraba el bunker de cosas robadas que la policía allanó hace dos semanas en el edificio 43.

A las 3:35 de ayer, personal policial que realizaba un control en el barrio 30 de Octubre fue alertado por un vecino sobre personas que intentaban ingresar a vehículos y departamentos.

Cuando trataron de identificar a uno de ellos, se encontraron con un hombre que tenía un arma de fuego. El sospechoso no quiso acatar la voz de alto y comenzó una persecución entre los palieres de los edificios.

El comisario de la Seccional Quinta Juan José Ale describió: “esta persona levanta el arma de fuego e intenta disparar contra el personal policial”. En ese momento los policías lograron reducirlo y se le secuestró una pistola marca Bersa MiniThunder con un cartucho a bala en la recámara y diez balas en el cargador.

“Estamos esperando si se va a peritar el arma, y ver si alcanzó a percutar y por circunstancias que desconocemos, no se efectuó el disparo”, dijo Ale.

La persona detenida fue identificada como Cristian Herrera, alias “el Cordobés”. “Es la persona que nosotros estábamos investigando por el procedimiento del 'bunker' en el edificio 43 en donde se encontraron elementos robados” informó el comisario de la Quinta.

Además, la policía lo buscaba desde el 28 de enero por su presunta vinculación con la agresión que sufrió Mario Quevedo, quien recibió al menos cinco disparos en su cuerpo por causas que todavía no se establecieron. Se trataría de un ajuste de cuentas.

En torno a esa investigación es que la policía de la Seccional Quinta pidió allanamientos a la Justicia y encontró el bunker donde había miles de elementos robados, como televisores, computadoras, teléfonos, cámaras de video, cámaras fotográficas, herramientas, chalecos antibalas y armas de fuego, entre otros.

El comisario Ale llegó a la Seccional Quinta con la impronta de comenzar a relevar cada uno de los departamentos de las 1008 viviendas para determinar quiénes residen y comenzar a recuperar los departamentos usurpados que funcionan como “covachas” y lugares para resguardar a ladrones. En la última semana se recuperó uno de los departamentos del edificio 37 tras la determinación del juez Alejandro Soñis.

Ale dijo que no le dará lugar a los usurpadores “de hacer de las suyas” y agradeció tanto a la fiscalía y a los jueces por el respaldo. “Para el personal policial que trabaja en esta comisaría este acompañamiento es muy importante”, afirmó.