Di Zeo dijo que se entregó a pesar de "la injusticia"

El líder de la barrabrava de Boca Juniors, Rafael Di Zeo quien estuvo 20 días prófugo luego de que quedara firme una condena por coacción agravada, dijo que decidió entregarse ayer ante la policía «a pesar de que se cometió una injusticia» en su contra.

Buenos Aires (Télam)
«Lo pensé, lo medité y decidí entregarme a pesar de la injusticia que se está cometiendo conmigo», contó Di Zeo en una entrevista con Telenueve realizada momentos antes de presentarse ayer al mediodía ante la policía y a bordo del mismo automóvil en el que llegó a la Superintendencia de Investigaciones de la Federal, en el barrio porteño de Villa Lugano.
«Siento bronca porque esto es injusto. (...) Lo mío es una pelea común y silvestre que le pasa a cualquier ciudadano en cualquier lado. Aparte, no es que nos peleamos en un shopping con gente que no tenía nada que ver; nos peleamos con la hinchada de Chacarita», opinó el jefe de «La Doce».
«Nunca en mi vida estuve así (prófugo) y no me gusta estar así tampoco. Soy un ciudadano común. No hay otra opción. ¿Voy a vivir toda la vida así?», indicó mientras el vehículo se acercaba por la calle Madariaga a la sede policial.
Consultado sobre qué sucederá con al hinchada de Boca ahora que él va estar preso, Di Zeo dijo que ése «es otro tema aparte» que ya no «depende» de él.
El automóvil llegó hasta la entrada de la superintendencia y «Rafa» pidió a través de la ventanilla que levantaran la barrera. Sobre lo que sentía en ese momento dijo: «Yo le tengo miedo a la injusticia, nada más. Estoy tranquilo, si hace 20 días que no tengo libertad».
Al pasar por el portón de ingreso se escuchaban los cánticos de los hinchas y Di Zeo dijo: «Es verdad que siempre poscriben a los hinchas de Boca porque debe ser la más popular, es el pueblo, y porque con Boca se tapan un montón de cosas».
«La gente que hizo esto sabe por qué lo hizo. Seguramente no fue por justicia», agregó.
Cuando el vehículo se detuvo en la playa de estacionamiento techado, le preguntaron dónde había estado mientras permaneció prófugo y Di Zeo respondió: «Estuve por ahi, por la vida. Con gente conocida, con gente de Boca que quería que este con ellos».
«A los hinchas les digo que siempre voy a ser de Boca y me voy a morir de Boca», dijo cuando de fondo se oían cada vez más fuertes los cantos de los fanáticos.
Por último, «Rafa» dijo estar «arrepentido» de «la pelea» con los hinchas de Chaacrita en marzo de 1999. «Hace 8 años que a raíz de eso es un martirio judicial para mí y mi familia», relató. «Una pelea no es para todo esto que nos hicieron», finalizó y descendió del auto.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico