Diario Patagónico cumple 46 años informando con calidad periodística

En el tradicional papel y también desde hace más de una década en versión online, este diario se ha caracterizado por ofrecer un periodismo de calidad, ese que entrega a los ciudadanos información útil y veraz para desarrollar su vida en sociedad. Durante estas cuatro décadas, dos generaciones han convivido en la redacción, adaptándose a los desafíos que impone el avance tecnológico.

Pasaron 46 años desde aquel viernes 30 de junio de 1967 en que Roque González junto a un grupo de hombres y mujeres lanzaron la primera edición de Diario Patagónico, bajo la denominación de “El Patagónico”. 
En estas cuatro décadas y media han salido a las calles casi 15 mil ediciones, con millares de noticias publicadas en el papel y desde el 24 de julio de 1999 también en internet, a través de www.elpatagonico.net, un sitio con el cual este diario fue pionero del periodismo digital en Comodoro Rivadavia.
Dos generaciones se vinculan a través de la historia de Diario Patagónico: la primera utilizando máquinas de escribir y equipos fotográficos con rollo y la segunda ligada a las nuevas tecnologías informáticas, redes sociales e interacciones digitales.
En su primera época la redacción del diario estaba en Sarmiento 733, a dos cuadras de su ubicación actual. “El trabajo del fotógrafo en esa época era todo mecánico, se sacaba la foto con rollos de 36, se preparaban los reveladores con distintos químicos y se sacaba la película en cuarto oscuro. Para hacer las fotos se trabajaban con filtros de luz para hacer el revelado”, rescata Valerio Gómez, quien comenzó a trabajar como reportero gráfico en la década del 70 y aún pertenece al staff del diario.  
“A veces el cierre apuraba y había que acelerar el revelado. Ahora cambió mucho. Es impresionante el cambio. Ahora todo es digital, se trabaja mejor, los cambios son impresionantes, antes incluso la impresión era mala. No estaban bien impresas las letras, las fotos peor”, compara al recordar también que por sistema de radiofoto se recibían las imágenes nacionales que enviaban las agencias de noticias después de las 18, algo que hoy a través de la computación es de carácter instantáneo.
Julia Koszel, quien trabaja desde el 19 de mayo de 1975 en la administración del diario, también recuerda esos tiempos análogos. “En esa época era todo con máquina de escribir, no con la tecnología que hay ahora, se trabajaba con plomo en el taller. Ahora se trabaja más cómodo, con nuevos sistemas de computación”, graficó.

NUEVA GENERACION Y LA MISMA ESENCIA
En la primera época, el jefe de redacción fue Roberto Ezpeleta, acompañado por legendarios periodistas como Víctor Pascal, David Aracena y Asencio Abeijón, entre otros.  
Para 1982 el diario se mudó al edificio actual. En esa época aún se escribía con maquinas Olive-tti, las noticias nacionales e internacionales llegaban por teletipo, una especie de fax y el diario tenía su propio estudio de revelado fotográfico.
Fue en la década del 90, cuando se dio el salto de calidad tecnológica con el ingreso de las computadoras a la redacción. Con la incorporación de las nuevas tecnologías todo fue cambiando en la forma de hacer el diario, sin dejar de lado la calidad informativa que caracteriza la esencia periodística de este medio.
El paso del tiempo también dio lugar a las nuevas generaciones, con periodistas que en la actualidad tienen un promedio de 35 años y formación universitaria.
Adrián Flores, periodista de policiales, es con 26 años uno de los más jóvenes de la redacción. Ingresó cuando tenía 21 años y desde entonces trabaja en una de las secciones más leídas de este medio.   
“Desde el principio hay mucho compañerismo, quienes están desde antes, cuando ingresé me aportaron su experiencia de cómo cubrir las notas y también como empezar a hacer contactos y desenvolverme buscando notas de color y después rotando con policiales”, comentó.
“Se disfruta poder compartir con la gente las cosas que pasan en la ciudad, encontrar voces que quedan perdidas y contar historias que a veces tienen trascendencia regional o nacional. Experimentamos distintas cosas y eso es lo lindo de un trabajo que es muy diverso y dinámico. Es emocionante y atrapante”, aseguró. 
En 2011 Diario Patagónico fue adquirido por Grupo Indalo, lo que permitió potenciarlo como una empresa informativa que mantiene las mismas premisas de sus inicios: ofrecer un periodismo de calidad, que refleje la identidad nacional y regional, que le entregue a los ciudadanos la información que necesita para desenvolverse en una sociedad democrática.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico